PUBLICIDAD

Sufrir preeclampsia puede afectar a la salud mental del futuro bebé

Las mujeres con problemas de hipertensión en el embarazo tienen más riesgo de que sus hijos sufran trastornos mentales y conductuales como el TDAH. En concreto, la preeclampsia (tensión elevada y proteinuria) puede elevar un 66% dicho riesgo.
Escrito por: Natalia Castejón

23/04/2020

Sufrir preeclampsia puede afectar a la salud mental del bebé

La preeclampsia es una complicación del embarazo que se caracteriza por una presión arterial elevada y proteinuria (o exceso de proteínas en la orina) en la mujer, que puede tener graves consecuencias como parto prematuro, restricción en el crecimiento intrauterino, o incluso la muerte de la madre y el bebé. Un estudio de la Universidad de Helsinki (Finlandia) ha descubierto que este problema de hipertensión durante la gestación también podría incrementar las probabilidades de que los hijos presenten algún trastorno mental más adelante.

La investigación, que se ha publicado en la revista Hypertension, se realizó gracias a 4.743 parejas de madres e hijos de Finlandia, y encontró una asociación entre los problemas de hipertensión en el embarazo –como hipertensión gestacional, hipertensión crónica, preeclampsia y eclampsia– y un mayor riesgo de alteraciones mentales infantiles, como trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Sufrir preeclampsia severa en el embarazo duplica las posibilidades de que el fututo bebé desarrolle un trastorno mental

En concreto, los investigadores observaron que cuando las embarazadas habían sufrido preeclampsia, sus hijos tenían un 66% más riesgo de desarrollar trastornos mentales, mientras que en el caso de preeclampsia grave el riesgo de que sus descendientes tuvieran problemas mentales se duplicaba.

Marius Lahti-Pulkkinen, uno de los investigadores, ha declarado que aunque existían estudios anteriores que indicaban una relación entre la preeclampsia y el TDAH, el trastorno del espectro autista (TEA) y la esquizofrenia en los hijos, el nuevo trabajo también incluye que los efectos predisponentes se extendieron a cualquier trastorno psicológico de la descendencia.

Diabetes y obesidad también influyen en la salud mental de los hijos

Otro de los hallazgos de los investigadores indicó que los trastornos hipertensivos, de sobrepeso u obesidad y la diabetes durante el embarazo, aumentaban la incidencia de trastornos mentales en los hijos, que pasaban de un 6,6% en aquellos cuyas madres no padecían ninguno de estos problemas de salud, a un 22,2% en los casos en los que las mujeres presentaban las tres condiciones anteriores.

En base a todos estos resultados, los autores creen que son necesarias las intervenciones preventivas y los tratamientos para estos trastornos hipertensivos durante el embarazo, lo que podría mejorar el bienestar tanto de la madre, como de la descendencia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD