PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Belleza y bienestar

Casi la mitad de las mujeres mayores de 20 años tienen signos de acné

La prevalencia de acné en la edad adulta está en aumento, sobre todo entre las mujeres. Los principales causantes de su aparición pasados los 20 años apuntan al estrés, el tabaco y las alteraciones hormonales.
Escrito por: Natalia Castejón

22/06/2018

Chica mayor de 20 años con signos de acné en el rostro

El acné puede tratarse fácilmente excepto si se debe a resistencia a la insulina, tabaquismo u ovario poliquístico.

El acné no es solo cosa de los jóvenes adolescentes, pues son cada vez más los adultos que lo siguen sufriendo después de la pubertad. Este problema estético afecta en mayor medida a las mujeres adultas, ya que el 45% de las féminas sigue presentando sus signos después de los 20 años, según los datos presentados por la Dra. Aurora Guerra, jefa de Sección del Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, en las IV Jornadas en Dermatología para Atención Primaria de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) celebrada en Ávila la pasada semana.

Este aumento de la prevalencia del acné en las mujeres adultas se ha cuantificado por grupos de edad. Así, entre los 20 y los 30 años parece afectar al 26% de las féminas, mientras que entre los 30 y 40 años baja al 12% y continúa disminuyendo a partir de los 45 años. La Dra. Guerra ha alertado que sus antiestéticos síntomas pueden aparecer a cualquier edad, incluso si no se han tenido brotes durante la pubertad.

Los tratamientos del acné tardío pasan por el uso de cremas específicas, dejar de fumar, evitar el estrés y tomar anticonceptivos hormonales

Estrés, tabaco y hormonas, desencadenantes del acné tardío

Entre las principales causas de la aparición tardía del acné expuestas en esta jornada, se han señalado los estilos de vida, especialmente la presencia de estrés, el consumo de tabaco, que influye de manera directa –y que en los adolescentes hace que este problema estético sea más difícil de tratar y aumenta el riesgo de tener hidradenitis (una obstrucción de los folículos que dan lugar a nódulos, abscesos y fístulas)– y por último, las alteraciones hormonales.

La Dra. Guerra ha subrayado que el acné se puede tratar con facilidad, excepto cuando aparece asociado a la resistencia a la insulina, por el consumo de cigarrillos, por tener ovario poliquístico u otros problemas autoinflamatorios. En el resto de los casos, basta con dejar de fumar, intentar llevar una vida más relajada y utilizar cremas para este problema y anticonceptivos hormonales con acción antiandrogénica, de esta manera se controlará el acné, además del hirsutismo –el exceso de vello en zonas propias de los hombres– que suele aparecer asociado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD