PUBLICIDAD

La OCU no detecta coronavirus en los envases de los alimentos del súper

Un análisis de la OCU de 66 productos distintos de alimentos muy consumidos durante el confinamiento como harina, chocolate, bolsas de patatas fritas, latas de cerveza, o barras de pan, no detecta el coronavirus en ninguno de sus envases.
Escrito por: Eva Salabert

14/05/2020

Mujer comprando en un supermercado

Una de las preocupaciones de la población es la posibilidad de contagiarse con el coronavirus a través de los alimentos cuando los adquieren en el supermercado o en tiendas de alimentación, ya que pueden haber sido infectados por otros clientes del establecimiento, por sus empleados o por otras personas que los hayan manipulado previamente.

Sin embargo, los resultados de un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) dan mayor tranquilidad al respecto: no se ha detectado el SARS-CoV-2 en la superficie de los envases de los alimentos. Para extraer estas conclusiones han analizado en el laboratorio 66 productos de marcas diferentes de harina, chocolate en tableta, bolsas de patatas fritas, cervezas en lata, barras de pan, manzanas a granel, paquetes de yogures, ensaladas envasadas, tortillas de patatas, carne en barqueta, salmón ahumado y papel higiénico.

Ni rastro del virus del COVID-19 en los productos analizados

Para llevar a cabo el estudio los expertos de la OCU seleccionaron algunos de los alimentos y productos más demandados por los consumidores durante el confinamiento, y que además estuvieran envasados en recipientes elaborados con diferentes materiales (cartón, plástico, poliestireno, aluminio…) y procedentes de distintos supermercados como Alcampo, Mercadona, Carrefour, Día, Condis, Lidl, Eroski y Supercor repartidos  en 4 ciudades de España (Madrid, Barcelona, Vitoria y La Coruña).

No se encontró material genético del coronavirus en la superficie de ninguno de los 66 alimentos analizados

El análisis fue realizado por un laboratorio independiente que empleó la técnica PCR, que consistió en pasar un hisopo (bastoncillo para recoger muestras) por toda la superficie del envase, buscando material genético (ARN) específico de este virus, porque esta prueba es capaz de detectarlo incluso en el caso de que el virus lleve mucho tiempo inactivo.

No se encontró material genético del COVID-19 en ninguno de los 66 alimentos analizados. Aunque se trata de una buena noticia que ayudará a tranquilizar a las personas que se agobian ante la mera idea de acudir al súper, la OCU advierte que el estudio únicamente indica que es difícil que el SARS-CoV-2 permanezca en los envases de los alimentos con capacidad para infectarnos, pero que no demuestra que el virus no pueda fijarse sobre los envases y superficies de los productos de los supermercados.

Por ello, desde este organismo recuerdan que es necesario adoptar precauciones y seguir siempre las recomendaciones de los expertos para mantener el virus alejado del hogar, y nos recuerdan algunas recomendaciones a seguir cuando acudamos a la compra, como:

  • Ir a comprar únicamente en caso necesario, una sola persona por familia, y con una lista de lo que se desea adquirir.
  • Lavarnos las manos antes de salir de casa.
  • Respetar las normas del establecimiento, como usar guantes y respetar la distancia de seguridad con los empleados y otros clientes.
  • Es recomendable el uso de mascarillas en los establecimientos cerrados.
  • No tocarse la cara (especialmente la nariz y la boca, y no frotarse los ojos).
  • Evitar manosear los productos: escogerlos sin tocarlos siempre que sea posible y depositarlos en el carro.
  • Procurar pagar con tarjeta.
  • Tocar lo menos posible las superficies en las que se produce un elevado contacto como puertas de neveras, mangos de los carros, botones de ascensores, etcétera.
  • A la salida del comercio retirar los guantes con cuidado y depositarlo en el contenedor adecuado.
  • Lavarnos las manos al llegar a casa.
  • Es recomendable eliminar el embalaje de cartón exterior de algunos productos fijándonos primero en la fecha de consumo o caducidad que a veces viene en dicho embalaje.
  • Si se desea extremar la higiene se pueden limpiar los envases de cristal, plástico o latas con agua y jabón, tal y como aconseja la AECOSAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición), pero no se deben utilizar desinfectantes como la lejía o el alcohol en los que sean porosos para evitar riesgos para la salud.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD