PUBLICIDAD

Las mujeres que toman más de dos cafés al día tienen menos grasa

Un estudio ha revelado una asociación entre el consumo de café y la grasa corporal y abdominal en las mujeres, concretamente que aquellas que toman dos o tres tazas de café diarias tienen un porcentaje de adiposidad un 2,8% menor.
Escrito por: Natalia Castejón

14/05/2020

Relación entre la toma de café y la grasa abdominal

El café es una bebida muy común en el mundo –unos siete millones de toneladas de estos granos se consumen cada año en todo el planeta– y a la que se le han atribuido numerosos beneficios, desde efectos antioxidantes hasta efectos protectores frente algunos tipos de cáncer como el de próstata, el de hígado o el de mama. Ahora un grupo de investigadores también ha descubierto que su consumo diario podría estar relacionado con la cantidad de grasa corporal y abdominal que tienen las mujeres.

La investigación que ha llegado a esta conclusión se ha publicado en The Journal of Nutrition y en ella se analizaron los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, obtenidos por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) que recogieron información sobre el número de tazas de café que bebían los encuestados al día y lo pusieron en relación con el porcentaje de su adiposidad abdominal.

El café podría contener compuestos bioactivos, además de la cafeína, que contribuirían a regular el peso corporal

Los resultados indicaron que las mujeres con edades comprendidas entre los 20 y los 44 años que tomaban dos o tres tazas de café al día presentaban niveles más bajos de grasa corporal, un 3,4% menos que aquellas que no consumían esta bebida; mientras que las que tenían entre 45 y 69 años y bebían cuatro tazas o más tenían un 4,1% menos adiposidad.

La grasa corporal relacionada con el café descafeinado y con cafeína

Los datos promedios obtenidos, sin tener en cuenta la edad, fueron que las mujeres que tomaron dos o tres tazas de café al día tenían un 2,8% menos de grasa corporal que las que no tenían costumbre de ingerir esta bebida. En cuanto al tipo de café del estudio, los investigadores indicaron que se hizo tanto con la modalidad descafeinada, como con cafeína.

En el análisis también participaron hombres, sin embargo, en ellos la relación entre el porcentaje de grasa y el consumo de café fue menos significativa. Concretamente se observó que los varones de entre 20 y 44 años que declararon ingerir dos o tres tazas al día tenían 1,3% menos de grasa total y 1,8% menos de adiposidad en el tronco, en comparación con los que no tomaban esta bebida.

El hallazgo deesta relación sugiere que podría haber compuestos bioactivos en el café, además de la cafeína, que contribuirían a regular el peso corporal y que podrían convertirse en una potencial prometedora herramienta antiobesidad, ha expuesto el Dr. Lee Smith, principal autor del estudio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD