PUBLICIDAD

Los exjugadores de fútbol tienen más riesgo de alzhéimer y párkinson

Jugar al fútbol de manera profesional podría aumentar el riesgo de desarrollar alzhéimer o párkinson tras retirarse, a la vez que también puede ayudar a reducir la incidencia de problemas cardiovasculares, según un estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

23/10/2019

Exfutbolista profesional de la tercera edad

Desde hace años se estudian las consecuencias, tanto negativas como positivas, de practicar deportes de contacto, como el fútbol. Esto se debe a que en este tipo de actividades son frecuentes los golpeos al balón con la cabeza, las caídas y los choques con otros jugadores, que constituyen factores de riesgo para desarrollar problemas neurológicos.

Ahora, un nuevo y amplio estudio realizado por la Universidad de Glasgow (Reino Unido) ha investigado cuál es el riesgo neurológico y cardiaco de aquellos que han practicado profesionalmente el balompié, para ello compararon los datos de 7.676 exjugadores escoceses de fútbol que nacieron entre 1900 y 1976, con los de 23.028 personas de la población general.

La tasa de mortalidad debida a enfermedades neurodegenerativas de los exfutbolistas es tres veces y media mayor de lo que se creía

Los resultados, publicados en el The New England Journal of Medicine, mostraron que los exfutbolistas presentaban cinco veces más riesgo de desarrollar alzhéimer, hasta cuatro veces más probabilidades de padecer una enfermedad neuronal motora y el doble de riesgo de párkinson que el grupo de control. En general, en el estudio se expone que los futboistas retirados presentan una tasa de mortalidad asociada a enfermedades neurodegenerativas tres veces y media mayor de lo que se creía en la hipótesis principal del estudio.

Esta asociación entre los problemas neuronales y el fútbol podría deberse a que en los deportes de contacto se pueden producir golpes que en algunos casos derivan en encefalopatías traumáticas crónicas (ETC), un problema que se ha encontrado en los cerebros de algunos deportistas después de su muerte.

Menos riesgo cardiovascular en ex futbolistas

Sin embargo, también se comprobó que el riesgo de fallecer por causa cardiovascular o algunos tipos de cáncer, como el cáncer de pulmón, era menor en los exjugadores de fútbol. El Dr. William Stewart, el especialista en neuropatología que ha liderado la investigación, ha expuesto que aquellos que se dedican al fútbol de manera profesional tienen menos riesgo de lo esperado de morir por cualquier causa hasta los 70 años, pero que este riesgo pasa a ser mayor de lo esperado a partir de cumplir esta edad.

A pesar de ello, explica Stewart, hay que valorar los beneficios que aporta este deporte a nivel físico y mental antes de descartar su práctica, e indica que la investigación proseguirá para conocer más sobre esta asociación, de manera que se pueda averiguar cómo identificar y reducir sus factores de riesgo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD