Tomar opioides en el embarazo aumenta el riesgo de sufrir un aborto

Las mujeres que toman analgésicos opioides al comienzo de su embarazo tienen más riesgo de sufrir un aborto espontáneo; además, las que toman estos fármacos antes de concebir tienen menos probabilidades de conseguirlo.
Escrito por: Natalia Castejón

20/08/2020

Chica embarazada tomando analgésicos opioides

El uso de analgésicos opioides en las mujeres embarazadas se ha asociado a un riesgo más elevado de aborto espontáneo y, ademas, tomarlos antes de la concepción podría disminuir la probabilidad de conseguirlo, según un estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos tras analizar a 1.228 mujeres.

En la investigación, que se ha publicado en la revista Epidemiology, se analizó a un grupo de mujeres de entre 18 y 40 años que tenían antecedentes de uno o dos abortos anteriores y se comprobó mediante análisis de orina si consumían algún tipo de opioides –incluidos en drogas ilegales o medicamentos para paliar el dolor– durante un tiempo de seis meses si no quedaban embarazadas y durante toda la gestación si lograban tener éxito en la concepción.

29% menos de probabilidad de embarazo tomando opioides

Según Kerry Flannagan y el resto de autores, existe poca información sobre los efectos del consumo de opioides antes y durante el embarazo, por lo que se decidieron a hacer este estudio. Los resultados mostraron que los opioides se relacionaron con un 29% menos de probabilidades de conseguir quedarse embarazada, y hasta 1,5 veces más de riesgo de aborto espontáneo en las que los tomaban durante los primeros meses de embarazo, todo ello en comparación con las que no toman estos fármacos.

Las mujeres que tomaron opioides durante el comienzo del embarazo tenían hasta 1,5 veces más probabilidades de sufrir un aborto espontáneo

De las 1.228 participantes del estudio, un 18% había tomado opioides mientras intentaban quedarse embarazadas y un 5% consumieron este medicamento al comienzo de la gestación. Ninguna de ellas dio positivo en buprenorfina o metadona, unos fármacos usados comúnmente para tratar la dependencia a opioides.

Con este estudio, los investigadores han querido alertar sobre los riesgos del consumo de opioides antes y durante el embarazo, y exponen que hasta que se conozca más al respecto los médicos deben evaluar los riesgos y beneficios de estos medicamentos para el manejo del dolor en las gestantes, o en aquellas que están buscando un bebé de manera natural o por técnicas de reproducción asistida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD