PUBLICIDAD

Bebés y niños
Criptorquidia
El 5% de los bebés sufre criptorquidia, esto es, la ausencia de al menos un testículo en la bolsa escrotal. Te contamos por qué se produce, qué complicaciones pueden surgir y el tratamiento de elección para solucionarlo.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Tipos de criptorquidia

La criptorquidia es un concepto muy amplio, en la que la Asociación Española de Pediatría (AEPED) describe varios tipos de situaciones, que son las siguientes:

  • Testículos no descendidos congénitos o criptorquidia verdadera: ausencia del testículo en bolsa escrotal. Puede palparse en el canal inguinal, pero no es posible descenderlo manualmente hacia el escroto.
  • Testículos ausentes o anorquia: en este caso el testículo realmente no está presente en ningún punto, ni en el escroto ni en el canal, ni incluso en el abdomen. Para llegar a este diagnóstico son necesarias pruebas complementarias, como la ecografía o incluso la exploración quirúrgica.
  • Testículo ectópico: si se encuentra en una localización distinta al trayecto habitual del canal inguinal (por ejemplo, en localización subcutánea)
  • Testículos no descendidos adquiridos: se trata de testículos que, aunque inicialmente no estaban en bolsa, descienden durante el primer año de vida, pero posteriormente vuelven a ascender. En la actualidad se considera que hasta el 40% de los testículos no descendidos al nacimiento que bajan espontáneamente pueden requerir tratamiento quirúrgico más tarde, por lo que el seguimiento es necesario hasta los 5-10 años.
  • Testículo en ascensor: este tipo de criptorquidia es el resultante de tener un reflejo cremastérico exagerado, es decir, el testículo no está en la bolsa escrotal pero consigue descenderse con medidas manuales, por lo que no es una criptorquidia real. Sin embargo, estos niños tienen más riesgo de que el testículo no descienda de forma definitiva, por lo que es necesario su seguimiento a largo plazo.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD