Identifican cinco lesiones en la piel que podrían alertar del COVID-19

Un estudio del Hospital 12 de Octubre de Madrid ha descubierto que la piel puede presentar partículas virales de la infección por SARS-CoV-2 y ha identificado cinco lesiones en la piel que podrían ser las primeras manifestaciones del COVID-19.
Escrito por: Natalia Castejón

26/01/2021

5 lesiones cutáneas alertan del COVID-19

Una investigación, realizada por el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario 12 de Octubre, ha descrito la presencia en la piel de partículas virales de la infección por SARS-CoV-2, y además, ha encontrado cinco tipo de lesiones cutáneas que podrían considerarse como las primeras manifestaciones del COVID-19.

El estudio, que se ha publicado en The American Journal of Surgical Pathology, se ha realizado con 25 muestras recogidas durante la primera ola de la pandemia a pacientes de entre 7 y 13 años y entre 28 y 83 años. En este grupo de personas se encontraron cinco tipos de manifestaciones diferentes en la piel, de las que 11 eran lesiones acroisquémicas o sabañones, 9 exantemas o sarpullidos, dos púrpuras palpables (moratones), dos inespecíficas y una erupción de urticaria.

La presencia del virus en la piel podría favorecer la activación de la inflamación que origina las lesiones dermatológicas

Los resultados indicaron que no existe una correlación directa entre las lesiones de la piel y la gravedad respiratoria de los pacientes. Además, encontraron que la existencia del virus en las células endoteliales podría favorecer la activación de los mecanismos encargados de desencadenar la inflamación que origina las lesiones dermatológicas.

Las extremidades inferiores fueron las más afectadas

Los 25 pacientes del estudio presentaron sintomatología relacionada con el coronavirus, pero solo nueve de ellos tuvieron un resultado positivo en COVID-19 mediante PCR. Además, de esos nueve, siete presentaron sarpullidos con síntomas como fiebre, dificultad para respirar y tos, y otros tuvo una erupción urticarial que provocó una neumonía bilateral.

De los cinco tipos de lesiones indicados anteriormente, la mayoría de ellos se encontraron situados en las extremidades inferiores, en los pies y el tronco de los pacientes, además de alguna aislada en manos. Prácticamente la totalidad de los daños cutáneos se curaron entre 4 y 10 semanas después de su aparición sin necesidad de tratamiento.

Con esta investigación, los investigadores pretenden que se tengan en cuenta las manifestaciones cutáneas como uno de los primeros síntomas del COVID-19, lo que permitiría detectar personas infectadas por SARS-CoV-2 de manera precoz y ayudaría a evitar la propagación masiva del virus.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD