PUBLICIDAD

Bebés y niños
Vegetaciones
Las vegetaciones son una afección frecuente en los niños, y consisten en la inflamación de las amígdalas faríngeas. Te contamos sus síntomas, cuándo se han de operar, y qué precauciones tomar tras la intervención.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Diagnóstico y tratamiento de las vegetaciones

Los catarros repetidos son muy frecuentes en la infancia y no todos los niños tienen vegetaciones, ni todas las vegetaciones se operan. Lo normal es tener cierto grado de hipertrofia adenoidea, pero conforme el niño crece las adenoides van disminuyendo proporcionalmente en tamaño. Para hacer un diagnóstico específico de vegetaciones o adenoiditis y valorar si precisan cirugía, el otorrinolaringólogo hace dos pruebas:

  • Radiografía lateral de cuello: permite estimar de forma indirecta cómo está de ocupada la vía aérea por el crecimiento de las vegetaciones, y puede valorar su tamaño.
  • Visualización directa: mediante una fibroscopia, el otorrino introduce una pequeña cánula conectada a una cámara a través de las fosas nasales, observando directamente cuál es el tamaño de las adenoides y en qué grado obstruyen la vía respiratoria.

Tratamiento de las vegetaciones

El tratamiento de las vegetaciones es inicialmente médico, y no siempre es necesaria la intervención quirúrgica:

  • Lavados con suero fisiológico: lavados frecuentes de la nariz con suero fisiológico o agua de mar con presión suficiente para arrastrar el moco acumulado.
  • Antihistamínicos y descongestionantes: empleados de forma periódica pueden aliviar los síntomas, aunque no dan una solución definitiva al problema.
  • Antibióticos: en ocasiones se emplea cuando hay una infección aguda, con fiebre asociada a abundante mucosidad nasal. Se suele emplear amoxicilina o amoxi-clavulánico.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD