PUBLICIDAD

Problemas de audición en el bebé
Los problemas de audición en bebés y niños pequeños preocupan a los padres, a los que les cuesta detectar que su hijo no oye bien. Te explicamos cómo comprobarlo, y las mejores soluciones a la hipoacusia infantil.
Escrito por Adrián Cordellat, Periodista especializado en maternidad, educación y salud

Pruebas para la detección precoz de problemas de oído en bebés

Bebé con unos cascos de música

En España no se empezaron a implantar programas de cribado neonatal de la hipoacusia hasta finales de los años noventa. Hoy ya están generalizados y, como explica el otorrinolaringólogo Juan Royo López, moderador de la comunidad “Viviendo el Sonido” de GAES, “prácticamente en todo el territorio nacional se realiza este protocolo en los primeros días de vida a los niños nacidos en todos los hospitales, antes del alta hospitalaria”.

Según la Comunidad Autónoma en que estemos, los niños pasarán el cribado a través de una de las dos tecnologías utilizadas hasta el momento: las Otoemisiones Acústicas (OEA), que activan la cóclea para ver si funciona correctamente, y los potenciales evocados auditivos automáticos de tronco cerebral (PEATC(a)), que requieren que el niño esté dormido y que miden la estimulación del sistema auditivo a partir del sonido recibido por el bebé a través de unos auriculares. Si el resultado de esta primera prueba no estuviese dentro de los rangos considerados como normales, la misma se repite en las primeras semanas de vida para confirmar o desmentir las sospechas.

“No hay ninguna prueba que sea infalible”, explica el Dr. Juan Royo, que señala la importancia de prestar atención a antecedentes familiares y problemas durante el embarazo y el parto, así como de “valorar la evolución del niño por la posibilidad de una pérdida auditiva progresiva, no presente en los primeros días de vida”. Un seguimiento que resulta fundamental, ya que la precocidad del diagnóstico puede resultar decisiva en el desarrollo futuro del niño.

En ese sentido, según el otorrinolaringólogo, con la realización del Protocolo de screenning de la audición, “se ha conseguido adelantar el diagnóstico a los primeros meses de vida (entre los tres y los seis), mientras que antes de la implantación del mismo la media de edad para el diagnóstico de diagnóstico de hipoacusia se disparaba hasta los dos años y medio.

Actualizado: 28 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD