PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Belleza y bienestar

Asocian calvicie y canas prematuras con mayor riesgo cardiovascular

Ser calvo o tener canas antes de los 40 años son dos importantes factores de riesgo cardíaco en los hombres, y pueden multiplicar por cinco la probabilidad de sufrir enfermedad de las arterias coronarias, según un estudio.

05/12/2017

Hombre con canas prematuras y calvicie

Los hombres que tienen canas o calvicie son más propensos a sufrir problemas coronarios.

Cuando un hombre sufre la pérdida de cabello asociada a la alopecia androgénica o calvicie común, o empieza a tener canas, antes de los 40 años, aumenta significativamente el riesgo de que sufra enfermedades cardiovasculares, según indican los resultados de un estudio que se ha presentado en la 69ª Conferencia anual de la Sociedad Cardiológica de India (CSI).

El objetivo de la investigación, en la que participaron 790 pacientes que tenían menos de 40 años, y 1.270 hombres de la misma edad, pero que se encontraban sanos y actuaron como grupo de control, era analizar la relación entre la aparición precoz de las canas y los patrones de alopecia, en varones jóvenes indios que padecían enfermedad arterial coronaria.

La alopecia se asociaba a un riesgo 5,6 veces mayor de arteriopatía coronaria, y el encanecimiento prematuro del cabello se relacionó con 5,3 veces más riesgo

Además de evaluar la historia clínica de todos estos voluntarios, se les sometió a diversas pruebas, como electrocardiograma, ecocardiograma, angiografía coronaria y análisis de sangre y, tras analizar su cuero cabelludo, se les asignaron diferentes puntuaciones de calvicie –0 (ninguna), 1 (leve), 2 (moderada), o 3 (grave)–, y de grado de blanqueamiento del pelo (según el porcentaje de cabellos grises o blancos), como 1 (negro puro), 2 (negro más que blanco), 3 (tan negro como blanco), 4 (más blanco que negro), y 5 (blanco puro).

Ser calvo o canoso antes de los 40 predice el riesgo cardiovascular

Los investigadores observaron que tanto la prevalencia de las canas, como la de la calvicie androgénica o de patrón masculino, era mayor en los varones jóvenes con enfermedad arterial coronaria en comparación con los hombres sanos del grupo control (en concreto, un 50% frente al 30%, en el primer caso, y un 49% frente al 27%, en el segundo).

Tras ajustar otros factores de riesgo cardiovascular se comprobó que la alopecia se asociaba a un riesgo 5,6 veces mayor de arteriopatía coronaria, mientras que el encanecimiento prematuro del cabello se relacionó con 5,3 veces más riesgo. Ser calvo o tener canas de forma prematura fueron, de hecho, los principales predictores de enfermedad coronaria en varones jóvenes indios, seguidos por padecer obesidad, que se asoció a un riesgo 4,1 veces superior.

Otros problemas de salud asociados al desarrollo de este tipo de patologías como la diabetes mellitus, la hipertensión, un elevado IMC (índice de masa corporal) u obesidad central, el tabaquismo, los antecedentes familiares de arteriopatía coronaria prematura, o la dislipidemia, si bien también se consideraron predictores de su aparición, influían menos que la calvicie común, la presencia prematura de canas, o la obesidad.

El Dr. Dhammdeep Humane, del Instituto Mehta de Cardiología e Investigación de la ONU, y uno de los autores del trabajo, ha explicado que la pérdida de cabello y el encanecimiento prematuros deben ser considerados como factores de riesgo para la enfermedad arterial coronaria, y que los hombres jóvenes con estas características deben seguir un control médico para prevenir problemas cardiovasculares, y adoptar un estilo de vida saludable (dieta equilibrada, práctica de ejercicio y control del estrés).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD