PUBLICIDAD

El mindfulness ayuda a comer mejor y a perder más peso al hacer dieta

Las personas que combinan dietas con la práctica de mindfulness pierden de media unos tres kilos más que los que solo están a régimen, pues esta técnica mental ayuda a relacionarse de una manera más sana con los alimentos.
Escrito por: Natalia Castejón

27/12/2018

Mujer con problemas de obesidad realizando mindfulness

La obesidad se considera ya una epidemia a nivel mundial, y perder peso una tarea difícil que requiere de mucha perseverancia y en la que la práctica de mindfulness –una técnica de relajación que ayuda a tomar conciencia plena de nuestras emociones– puede ayudar a ser más constantes en la dieta y a deshacerse de más cantidad de kilos, según revela un nuevo estudio realizado por miembros del Instituto de Warwickshire y de la Universidad de Warwick (Reino Unido).

La investigación, que se ha publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, examinó la pérdida de peso que se produjo en 53 personas que formaban parte del programa multidisciplinario en el University Hospitals Coventry y el Warwickshire NHS Trust. Los participantes tuvieron que pasar por cuatro sesiones de mindfulness, donde les enseñaban a mejorar su relación con los alimentos y conseguir así una mejor adhesión a la dieta.

El mindfulness es una técnica que ayuda a tomar conciencia de nuestra relación con los alimentos y a planificar mejor las comidas

Los resultados mostraron que los individuos que acudieron a solo una o dos sesiones de mindfulness perdieron 0,9 kg de media más en los siguientes seis meses que los del grupo de control que no practicaron esta técnica. Sin embargo, los que completaron el curso completo perdieron en promedio 2,85 kg más en el mismo periodo de tiempo.

Una mejor planificación de las comidas

Según Petra Hanson, principal autora del estudio, el mindfulness puede ayudar a tomar conciencia y a planificar mejor las comidas, lo que ayuda en el proceso de pérdida de peso. Además, destaca que comer con conciencia sobre lo que se está haciendo –pues muchas veces lo hacemos mirando la televisión–, permite que disminuya la sensación de hambre y aumente la de saciedad con mayor rapidez y, por tanto, se ingieran los alimentos necesarios, sin excesos.

Otra ventaja muy importante que aporta el mindfulness a la hora de reducir la masa corporal es mejorar la autoestima, lo que hace que la persona se sienta más capaz de llevar a cabo su propósito, y por ello obtenga mejores resultados al cambiar muchos aspectos de su estilo de vida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD