PUBLICIDAD

Bebés y niños
Quinta enfermedad (eritema infeccioso)
El Parvovirus B19 es el causante del eritema infeccioso o quinta enfermedad, una infección vírica habitual en la infancia que se caracteriza por sarpullidos en las mejillas. En las embarazadas sí puede ser grave.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Síntomas de la quinta enfermedad

El periodo de incubación del eritema infeccioso, es decir, el tiempo que transcurre entre que el niño adquiere el virus (Parvovirus B19) y comienzan los primeros síntomas de la quinta enfermedad es prolongado, entre 7 y 14 días. Durante este intervalo el pequeño puede estar completamente asintomático o presentar una clínica catarral escasa, con algo de rinorrea (moquitos en la nariz), dolor de garganta y febrícula, por lo que es imposible distinguirlo de un simple resfriado. Un 20% de los críos que contraen el virus no llegan a desarrollar la infección.

Posteriormente aparece una característica erupción en las mejillas, muy eritematosa (roja), que le da al niño el aspecto que haber recibido un cachete. Es por ello que el eritema infeccioso o quinta enfermedad se conoce como ‘síndrome del niño abofeteado’. A continuación esta erupción se va extendiendo de forma descendente hacia tórax, brazos  y miembros inferiores, haciéndose cada vez más tenue. Conforme las lesiones van desapareciendo dejan una especie de entramado reticulado en la piel (como una especie de encaje o red), que desaparecerá en unas semanas. En total, el tiempo que transcurre desde la aparición de la erupción hasta que desaparecen las lesiones reticuladas es muy variable, pero pueden pasar entre 4 y 6 semanas.

El exantema puede producir picor leve, pero no se descama la piel. La exposición al sol, los baños calientes o el antecedente de dermatitis atópica pueden exacerbar las lesiones cutáneas, pero al final siempre desaparecen.

Otro síntoma del eritema infeccioso en los niños mayores y los adultos, también frecuente, es que haya dolor e inflamación de las grandes articulaciones (codos y rodillas), como ocurre con la gripe y otras enfermedades víricas. Aunque, en general, no se presentan complicaciones, salgo en pacientes inmunodeprimidos o con enfermedades crónicas, en los que la quinta enfermedad puede producir anemia

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD