PUBLICIDAD

Bebés y niños
Lombrices
“Tener lombrices” es como se conoce a la infección por unos pequeños gusanos, los oxiuros, que colonizan el intestino de los niños y pueden contagiarse a toda la familia. Aprende a prevenir y tratar esta parasitosis.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Tratamiento de las lombrices

El tratamiento de las lombrices u oxiurasis afortunadamente es sencillo y muy efectivo. Consiste en dar una dosis de un fármaco que mate el parásito, por lo que se llama antiparasitario (no es un antibiótico, ya que los oxiuros no son bacterias). Aunque hay varios fármacos, el más utilizado es el mebendazol. La posología es sencilla: una única dosis un día y repetir esa misma dosis 15 días después, para asegurarse de que se destruyen todos los gusanos y también los huevos y larvas que aún quedaran latentes en el intestino después de haber tomado la primera dosis.

Es muy importante recordar que no sólo hay que tratar al niño, sino también a toda la familia que conviva con él, ya que es más que probable que los que hayan estado en contacto con el pequeño tengan también huevos de las lombrices y puedan propagar la infección.

Si el niño se ha producido lesiones por rascado en la piel, se puede aplicar un bálsamo calmante y, en algunos casos, pomadas antibióticas si la herida se ha sobreinfectado, aunque esto deberá siempre ser valorado por el pediatra.

Por otra parte, además del tratamiento farmacológico, es necesario lavar con agua muy caliente toda la ropa que haya estado en contacto con el niño: ropa interior, pijamas, toallas, ropa de cama..., evitando siempre sacudirla para evitar que las larvas y huevos puedan propagarse por el aire.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD