PUBLICIDAD

Los niños que superan un cáncer padecen más enfermedades cardiacas

Los niños que han sobrevivido a un cáncer tienen hasta tres veces más probabilidades de sufrir alguna enfermedad cardíaca, y hasta 10 veces más de desarrollar insuficiencia cardíaca, a consecuencia de la quimioterapia.
Escrito por: Caridad Ruiz

28/08/2019

Niño con un oso de peluche visitando al médico

Algunos medicamentos que se emplean en quimioterapia para tratar el cáncer, como la antraciclina, a menudo resultan tóxicos para el corazón y pueden dañarlo, aunque sus efectos secundarios no se aprecian hasta pasados unos años, y eso les sucede a algunos niños que sufren cáncer y deben tratarse con este fármaco antitumoral.

Un estudio canadiense, publicado en la revista Circulation de la American Heart Association, afirma que los pequeños que consiguen superar un cáncer tienen pasado el tiempo hasta tres veces más probabilidades de sufrir alguna enfermedad cardíaca, y hasta 10 veces más de desarrollar insuficiencia cardíaca. Por ello los autores del trabajo –investigadores del Hospital for Sick Children, en Ontario (Canadá)– proponen que las personas sometidas a tratamientos oncológicos en la infancia tengan un seguimiento especial.

Controlar factores de riesgo cardíaco como la diabetes, la hipertensión o el colesterol, reduce las probabilidades de que los niños con cáncer sufran problemas de corazón

La investigación comparó los datos de 7289 individuos que habían sido diagnosticados de cáncer cuando tenían menos de 18 años (a una edad promedio de siete años) and habían sido tratados en un centro de cáncer pediátrico entre 1987 y 2010, con los de 36206 personas de la misma edad, sexo y procedentes de la misma región, pero que no habían padecido ningún tipo de tumor.

En ambos grupos se analizó la prevalencia de enfermedades de la arteria coronaria, arritmias, defectos en las válvulas, miocardiopatía, insuficiencia cardíaca y enfermedad pericárdica. Durante una media de 10 años de seguimiento casi el 3% de los supervivientes de cáncer infantil experimentaron uno o más eventos cardíacos, frente a menos del 1% de los individuos sin cáncer. También se comprobó que los chicos que recibieron altas dosis de antracilina y aquellos con diabetes o hipertensión arterial tienen incluso más riesgo de sufrir enfermedades cardíacas cuando ya son adultos.

Controlar los factores de riesgo cardíaco en niños con cáncer

Los investigadores advierten que aunque la antraciclina pueda resultar perjudicial para el corazón, muchos niños con cáncer necesitan este fármaco quimioterápico para poder superar su enfermedad, por lo que para contrarrestar este efecto secundario proponen modificar otros factores de riesgo cardíaco que también afectan con mayor probabilidad a estos pacientes pediátricos como la diabetes, la hipertensión, o el elevado nivel de colesterol o triglicéridos en sangre.

Según los autores del estudio, estos factores interactúan con la quimioterapia o la radiación provocando un envejecimiento prematuro del corazón y acelerando el desarrollo de enfermedades cardíacas, y por eso proponen que los chicos que han recibido estos medicamentos cardiotóxicos tengan un seguimiento especial para prevenir futuras enfermedades del corazón.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD