PUBLICIDAD

Bebés y niños
Fimosis en bebés y niños
Si tu bebé tiene fimosis, seguramente se resolverá espontáneamente antes de que cumpla los tres años y, si no es así, existen tratamientos muy efectivos para corregir este trastorno. Conoce todas las opciones.
Escrito por María Dolores Tuñón, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares

Qué es la fimosis y qué la causa

La fimosis se produce cuando el prepucio, que es la piel que recubre el pene, no se retrae (total o parcialmente), e impide que el glande quede descubierto.

En los bebés la presencia de fimosis no se considera un trastorno serio, ya que suele resolverse espontáneamente en casi la mitad de los casos durante el primer año de vida, y hasta en el 90% de los niños antes de que cumplan los tres años.

Causas de la fimosis en bebés y niños

Si está presente desde el nacimiento -lo que se conoce como fimosis primaria-, la causa es en realidad una deficiente formación del aparato genitourinario durante la gestación.

Cuando aparece posteriormente –fimosis secundaria–, suele deberse a las retracciones bruscas del prepucio del bebé por parte de los familiares para su higiene. Hace años se manipulaba la piel del prepucio en los bebés para intentar replegarla cuando esto no ocurría de forma espontánea; actualmente, por el contrario, se aconseja a los padres que no fuercen esta dilatación porque resulta doloroso para el niño y, además, se provocan heridas o pequeños traumatismos que, al cicatrizar, causan adherencias que impiden la correcta retracción de la piel del prepucio.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

88%
de los anuncios de la tele incumplen el código para prevenir la obesidad infantil
'Fuente: 'Revista Public Health''