PUBLICIDAD

Bebés y niños
Dispraxia
Si observas que tu niño tiene dificultades para realizar movimientos sencillos que requieren cierta coordinación, como jugar a la pelota o abrocharse un botón, puede que sufra dispraxia o síndrome del niño torpe.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Causas de la dispraxia

Causas de la dispraxia

Alcohol o tabaco en el embarazo pueden causar dispraxia

Aunque se han realizado muchos estudios para intentar conocer la causa de la dispraxia, no se ha logrado establecer de forma clara cuál es su origen. Las últimas investigaciones la relacionan con inmadurez en el desarrollo neuronal o a una lesión en las primeras etapas del desarrollo del tejido nervioso, como por ejemplo:

  • Afectación del feto durante el embarazo (drogas, tabaco o alcohol).
  • Un parto traumático con sufrimiento fetal (interrupción del aporte de oxígeno al cerebro).
  • Prematuridad (niños nacidos por debajo de las 37 semanas de gestación).

Otro de los factores de riesgo para la aparición de la dispraxia podría ser la existencia de antecedentes de casos similares dentro de la familia.

Cuando la dispraxia aparece en individuos adultos suele ser secundaria a un accidente cerebrovascular en el que el tejido neuronal se ha visto afectado por falta de riego sanguíneo (ictus).

A diferencia de lo que puede parecer en un primer momento, no se trata de una alteración muscular, puesto que la estructura y anatomía de los nervios y músculos está intacta. La alteración se localiza a nivel de la planificación y secuenciación de las tareas, de la coordinación ordenada de los distintos movimientos simples que dan lugar a un movimiento complejo, como en los ejemplos que hemos citado en el apartado anterior.

Este trastorno no implica una disminución de la capacidad intelectual; es decir, los niños con dispraxia tienen una inteligencia normal, pero su dificultad para realizar ciertas tareas hace que parezcan más torpes o lentos que el resto de niños de su misma edad. A veces puede asociarse con otros trastornos, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Actualizado: 27 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD