PUBLICIDAD

Codo de niñera
La pronación dolorosa del codo en los niños, comúnmente llamada codo de niñera, se produce cuando el radio del antebrazo se sale de su lugar habitual. Descubre a qué se debe y las maniobras para corregirlo y devolverlo a su sitio.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Tratamiento del codo de niñera y cómo prevenirlo

El tratamiento del codo de niñera consiste en aplicar una maniobra de reducción, que es como se conocen a los movimientos que hacen volver a una articulación a su lugar original (poner de nuevo la cabeza del codo en su sitio). Aunque estas técnicas son sencillas de realizar, siempre es preferible que lo haga personal médico entrenado, por ello, es mejor ir al Centro de salud o a Urgencias en lugar de que los padres intenten arreglarlo.

Para corregir esta pronación dolorosa del codo en niños se utilizan dos maniobras de reducción:

  • Maniobra de supinación

    Maniobra de supinación forzada

    Sentado frente al niño, se coge a éste de la muñeca y se gira suavemente el antebrazo hacia arriba, mientras que al mismo tiempo se flexiona sobre el codo. Si la maniobra se efectúa correctamente, se notará un “clic” que nos indica que la cabeza del radio ha vuelto a su lugar, y el niño recuperará la movilidad normal de su brazo.

  • Maniobra de hiperpronación

    Maniobra de hiperpronación

    En este caso el punto de apoyo será el codo del niño, desde donde se efectuará un giro para voltear el antebrazo hacia abajo (pronación). También se nota el “clic” cuando se ha insertado correctamente. Las dos maniobras son igual de efectivas.

Si las maniobras de reducción se aplican rápidamente (antes de 12 horas), la recuperación es inmediata y sin ninguna secuela. En los casos más raros en los que hayan pasado más de 12 o 24 horas desde que se produce la lesión, suele ser necesario colocar un vendaje con un cabestrillo para inmovilizar la articulación del menor y fijarla durante una semana, con control posterior por el traumatólogo.

En todo caso, si el menor se queja mucho por el dolor, se le podría administrar algún tipo de analgésico o antiinflamatorio oral para rebajarlo.

Prevención del codo de niñera

Como los ligamentos en los niños son tan laxos, no es infrecuente que la lesión recidive y pasado un tiempo se vuelva a producir, por el mismo mecanismo de acción. Por ello, la mejor prevención es evitar tirar de forma brusca del brazo del niño al pasear, jugar o vestirle. Cuando que sea necesario levantar al niño, es recomendable hacerlo sujetándolo bajo las axilas o por la cintura.

Recuerda que los niños no siempre pueden caminar a nuestro ritmo, se paciente y evita darle tirones bruscos de la mano, la muñeca o los antebrazos. Igualmente, evitar los juegos en los que levante al niño por un brazo o por los antebrazos o en los que se le haga girar o columpiarse, y de realizarlos, recuerda cogerle siempre por las axilas y lo más cerca de tu cuerpo posible.

Actualizado: 3 de Julio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD