PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Alimentos transgénicos
Sobre los transgénicos, alimentos modificados genéticamente, muchos no tienen una idea clara ni de qué son ni de sus implicaciones, de ahí que susciten miedos e incognitas. Intentamos resolver tus dudas.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Qué son los alimentos transgénicos

Ante algo nuevo siempre surgen miedos, dudas y detractores, y sobre los alimentos modificados genéticamente son muchos los que no tienen una idea clara ni de qué son ni de si tienen riesgos reales para la salud por su consumo. Intentamos resolver esas dudas sobre los alimentos transgénicos.

Desde que se aplicó a la producción industrial de semillas la nueva tecnología de recombinación de ADN, más o menos a principios de los años 90, corren ríos de tinta en las revistas de divulgación científica y son muchos los indignados en los foros de Internet. No es para tanto, en realidad desde que el hombre es agricultor ha seleccionado los mejores cultivos y semillas para dar de comer a los suyos. Podríamos decir que esta selección genética aplicada a los alimentos transgénicos se trata de eso, de mejorar la agricultura y aumentar su acceso al mayor número de personas.

¿Qué es un alimento transgénico y para qué se crean?

Todos los organismos vivos, sean plantas o animales, están constituidos por genes que les diferencian. Los alimentos transgénicos son el resultado del traspaso de parte de sus genes entre diferentes especies, para dar lugar a una nueva y mejor variedad. Así, cualquier organismo que posea una combinación nueva de material genético, ya sea por la introducción de un nuevo gen o por la supresión del mismo, puede considerarse un Organismo Genéticamente Modificado (OGM).

Según los defensores de esta práctica, con la modificación genética se pretende lograr alimentos mucho más resistentes y con unas cualidades nutritivas más beneficiosas para el ser humano. Esto que suena a charla de laboratorio en la última película de George Lucas es ya una realidad. Así, podemos hablar de un maíz resistente a los insectos, tomates que duran más de seis semanas en la nevera sin estropearse, un arroz rico en vitamina A, cosechas que aguantan sequías y crecen en suelos alcalinos, cultivos que sobreviven a herbicidas e insecticidas, plantas que resisten determinadas plagas de insectos, frutas con mejor sabor y con una maduración más lenta, café sin cafeína, legumbres con más proteínas, etcétera.

Aunque como siempre en materia de alimentación, la última palabra la tiene el consumidor, por lo que a continuación intentaremos exponer los argumentos a favor y contra esgrimidos por los expertos sobre la conveniencia o no de su producción, comercialización y consumo.

Actualizado: 3 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''