PUBLICIDAD

Herpangina, una infección muy contagiosa
La herpangina es una infección vírica muy contagiosa en la infancia, que puede ser muy molesta para los niños porque provoca fiebre y llagas en la boca y las amígdalas. Aprende a identificar sus síntomas y cómo se trata.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Tratamiento de la herpangina

Actualizado: 13 de noviembre de 2019

La herpangina es una infección vírica y, como tal, hay que dejar claro que no se trata con antibióticos. El tratamiento es sintomático, es decir, está destinado a paliar la incomodidad de los síntomas que produce, y consiste en:

  • Herpangina, una infección muy contagiosa: analgésicos

    Analgésicos y antiinflamatorios, como paracetamol e ibuprofeno, para bajar la fiebre y disminuir el dolor de las vesículas y llagas de la boca.

  • Herpangina, una infección muy contagiosa: cloutorios

    Colutorios y espráis de aplicación local, que llevan antisépticos y fórmulas reepitelizantes para la mucosa de la boca, como lidocaína y ácido hialurónico. Se pueden comprar en la farmacia sin receta médica.

  • Herpangina, una infección muy contagiosa: hidratación

    Mantener una hidratación adecuada es lo más importante, aunque el niño se niegue a comer. Para ello, se le puede ofrecer agua, líquidos azucarados, zumos o suero en pequeñas cantidades y con frecuencia (por ejemplo, con una cucharita o con jeringuilla).

  • Herpangina, una infección muy contagiosa:helados

    Ofrecer alimentos de fácil masticación y que no estén muy calientes, debido a las molestas llagas en bocas o amígdalas. Los alimentos fríos y los helados tienen poder anestésico en las úlceras.

Cómo prevenir la herpangina

Debido a su mecanismo de transmisión, la mejor forma de prevenir esta infección es mantener una buena higiene y lavarse con mucha frecuencia las manos, especialmente entre el personal de guarderías y colegios.

La herpangina no deja inmunidad permanente y una vez pasada se puede volver a transmitir por otros virus de la misma familia. En cualquier caso, es una afección leve que cura sin secuelas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD