Valeriana, tranquilizante natural
La valeriana es una planta que actúa como un agente sedante, relajando el sistema nervioso y el cerebro, por lo que se suele recomendar a personas con trastornos del sueño, o para aliviar el estrés y la ansiedad.

Cómo tomar la valeriana

Actualizado: 27 de noviembre de 2022

Aunque lo más común para consumirla son las cápsulas de valeriana, existen diferentes presentaciones y formas para el consumo de esta planta con propiedades relajantes, estas son sus opciones, usos y dosis recomendadas:

  • Si optas por tomar la valeriana en cápsulas, deberás saber que la dosis recomendada es de entre dos y cuatro pastillas, como máximo, al día. Si las ingieres para dormir, deberás hacerlo entre 30 minutos y dos horas antes de acostarte. Sigue siempre las indicaciones del prospecto.

    PUBLICIDAD

  • También encontramos extracto seco y fluido de valeriana. En el primer caso basta con consumir entre uno y dos gramos al día repartidos en dos o tres tomas. Para el segundo, lo recomendable es unas gotas (entre 2 y 8 gramos) repartidas también en dos o tres tomas máximo, según prefieras.
  • Otra forma de presentación de la valeriana es en aceite esencial, ya que no debemos olvidar que, en realidad, es así como se obtiene de la raíz de la planta. Debido a su concentración basta con un par de gotas repartidas, también en dos o tres tomas diarias, para conseguir el efecto deseado. Puede utilizar para ello un difusor aromático en tu dormitorio. Verifica previamente que no eres alérgico a ninguno de sus compuestos.
  • Es posible encontrar infusiones de valeriana. También puedes utilizar hojas para hacer tu propia tisana, o bien la raíz triturada. Para obtener todas sus propiedades, habrá que dejarla infusionar durante cinco a diez minutos y tomar entre dos y tres tazas al día máximo. Su sabor puede ser algo amargo, por lo que, además de colarla, puedes endulzarla con miel.

    PUBLICIDAD

  • Por último, puedes darte lo que se conoce como baños de valeriana. No es otra cosa que cocer, en aproximadamente un litro de agua unos 100 gramos de raíz seca durante 10 minutos, posteriormente añádelo todo al agua de tu bañera y disfrutar de un baño relajante.

Precauciones en el uso de valeriana

Ya sea porque al tomarla busques calmar tus nervios o alcanzar antes el sueño, debes recordar que no debes mezclar su consumo con alcohol ni con otros medicamentos (sobre todo ansiolíticos, benzodiacepinas o antidepresivos), salvo que tu médico haya aprobado su toma. 

El consumo de valeriana debe ser puntual, y no se debería sobrepasar los días recomendados en el envase para no generar dependecia. Además, entre sus posibles efectos secundarios pueden aparecer dolor de cabeza, mareos, problemas estomacales o insomnio, según informa la Clínica Mayo.  

PUBLICIDAD

Tampoco deberían tomarla personas con problemas hepáticos o aquellas que vayan a trabajar posteriormente al volante o llevando maquinaria pesada, ya que puede generar somnolencia.

Igualmente, deberían evitarla embarazadas y madres lactantes, así como niños menores de tres años, ya que no se ha establecido una dosis segura para ellos.

En el próximo apartado te ampliamos sus contraindicaciones de uso.

Creado: 11 de agosto de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD