Infusiones frías de verano
Las infusiones frías son una alternativa saludable a los refrescos y al alcohol en verano, y pueden incluir plantas medicinales con principios activos beneficiosos para la salud. Te proponemos recetas para disfrutarlas en casa.

Infusiones frías de verano, beneficios para la salud

Actualizado: 3 de septiembre de 2020

En los meses de verano, cuando las temperaturas se disparan y caminar por las calles se convierte en un suplicio, nuestro cuerpo nos pide a gritos una hidratación suplementaria. La sensación de sed es el aviso que nuestro organismo nos envía, vía cerebro, para predisponernos a la necesaria acción de beber líquido, y nada mejor que el agua para colmarla, sin embargo, la mayoría suele optar por opciones más llamativas pero menos saludables como refrescos edulcorados, bebidas alcohólicas (cerveza, tinto de verano, cócteles…), u otras opciones calóricas como la horchata, los granizados o los zumos. Hoy te vamos a sugerir una alternativa muy refrescante y más saludable para hidratarte en verano: las infusiones frías.

Ventajas de las infusiones como alternativa a los refrescos

Los refrescos azucarados y la cerveza son las bebidas más solicitadas estas semanas de estío, y según un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid los hogares españoles consumen 2.120 millones de litros de gaseosas y otras bebidas refrescantes al año –en los que se gastan más de 1.600 millones de euros–, lo que supone un consumo medio per cápita de casi 47 litros anuales. Y, como es fácil adivinar, la cola es la bebida más consumida.

Mujer tomando una infusión fría

Las bebidas gaseosas contienen un alto porcentaje de azúcares refinados, pero también de conservantes, colorantes y otros aditivos como la cafeína o el glutamato monosódico, que es un potenciador de sabor. Un consumo continuado y abusivo de estas bebidas, ya desde edades tempranas, puede generar a la larga determinados problemas de salud, como sobrepeso, diabetes, hipertensión, alergias, debilitamiento óseo, trastornos renales, incluida la formación de piedras en el riñón, y deterioro del esmalte dental.

Por otro lado, el gas añadido a este tipo de bebidas las hace más apetecibles, pero también más adictivas, y pueden inflar el abdomen por formación de gases, producir aerofagia, irritación en las mucosas gástricas y meteorismo. No solo eso, en algunos casos generan una sensación engañosa de saciedad, con lo que dejamos de ingerir nutrientes que podemos precisar.

Las infusiones frías suponen una alternativa saludable y variada a los refrescos convencionales y tienen la ventaja de poder incluir una variada gama de plantas medicinales con texturas y sabores muy diferenciados, que nos aportan además los beneficios terapéuticos que derivan de los principios activos que contienen. Algunos de estos principios activos con beneficios para nuestra salud son los flavonoides y las antocianinas, presentes especialmente en sus pigmentos, y que muestran una gran capacidad antiinflamatoria y antioxidante.

Infusión fría de cúrcuma

No menos destacables son las cumarinas –que suelen tener efectos tónicos sobre las venas, los taninos –que actúan como potentes astringentes y hemostáticos–, las saponinas, con virtudes expectorantes, y los aceites esenciales, con efectos tónicos y digestivos. Cabe añadir también la importancia de estas hierbas por su alto contenido en nutrientes esenciales, sea sales minerales o vitaminas.

Las principales ventajas y beneficios para la salud que aporta el consumo de infusiones frías en comparación con los refrescos son:

  • Las infusiones calman efectivamente la sed, no la distraen o la engañan a diferencia de los refrescos azucarados.
  • El contenido en azúcar suele ser muy inferior al de los refrescos azucarados.
  • La mayoría de las infusiones ejercen una función diurética y depurativa, muy adecuada en los meses de más calor. Nos ayudan a eliminar las toxinas por la orina y se revelan como un apoyo excelente para ayudar a perder peso.
  • Los vivos colores de muchos frutos y flores se deben a pigmentos que actúan como eficaces antioxidantes y antiinflamatorios, y abundan las plantas que actúan como bálsamos digestivos.
  • Los remedios herbarios pueden ejercer un efecto preventivo ante numerosas dolencias, y por ello son recomendables las combinaciones de plantas en las que se complementan las acciones que ejercen unas y otras, en un equilibrio buscado.
Mujer tomando una infusión fría
  • Las infusiones que incorporan frutas nos aportan, aunque diluido, el beneficio nutricional de las sales minerales y las vitaminas que estas contienen.
  • Se pueden tomar durante periodos relativamente largos, en dosis ponderadas, ya que no suelen generar adicción, salvo en casos excepcionales, y no suelen presentar efectos secundarios, aunque tampoco se debe abusar de su consumo.
  • Las infusiones con un toque amargo, como sucede con el , la santolina o el rooibos, suelen ser más efectivas que las dulces para eliminar la sensación de sed, al igual que las plantas de sabor intenso y a veces con un toque picante como el jengibre o la salvia.
  • Se conservan dos o tres de días en la nevera y se les puede agregar hielo y adornar con hojas de menta, salvia o estevia.

Creado: 7 de agosto de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD