Hipérico, remedio antidepresivo natural
El hipérico o hierba de San Juan es un remedio natural para ayudar a tratar depresiones leves y moderadas y trastornos de ansiedad. Conoce sus demás beneficios para la salud, cómo se toma y cuándo está contraindicado.

Qué es el hipérico o hierba de San Juan y principios activos

Actualizado: 16 de junio de 2022

Al hipérico se le conoce también como hierba de san Juan –también en inglés Saint john’s wort– porque tiende a mostrar sus flores coincidiendo más o menos con la festividad de este santo, aunque su floración puede darse antes, o incluso bastante después. Es una planta vistosa y muy común, ciertamente bien conocida por las gentes del campo y con múltiples aprovechamientos tradicionales y medicinales, como en seguida veremos.

PUBLICIDAD

Cómo es y dónde se encuentra el hipérico

El hipérico Hypericum perforatum L. es una más entre la veintena de especies de hipéricos nativos en Europa, a los que hay que añadir algunas más de jardinería. Con fines medicinales se suele usar la que estamos citando, que por lo demás es también la más extendida y abundante. Se trata de una planta herbácea de hasta 60 cm de alto, muy ramificada ya casi desde su base, con las hojas ovales, sésiles –sin rabillo–, de punta aguda y numerosos ramilletes de flores de color amarillo intenso.
Hipérico

En las hojas y también en los pétalos, si se miran a contraluz, se aprecian unos agujeros o transparencias menudas que no son sino pequeñas glándulas nutridas de esencia, que es lo que indica su nombre específico de perforatum. Como se ha dicho, el hipérico florece al principio del verano, con oscilaciones según clima y altitud. Es muy común en márgenes de caminos, orlas forestales, prados y herbazales, y está extendido por toda Europa –salvo el extremo norte–, Turquía y Oriente Medio.

Principios activos del hipérico

El hipérico se suele cosechar cuando se halla plenamente florido, y se debe dejar a secar a la sombra, en un espacio aireado y fresco. Los principios activos de la hierba de San Juan están muy bien estudiados y quedan resumidos a continuación:

PUBLICIDAD

  • Hipericina, hiperforina y otros derivados diantrónicos como pseudohipericina, protohipericina, naftodiantronas, etcétera. A la hipericina se le atribuye un alto valor sedante y antidepresivo.
  • Flavonoides con efectos antiespasmódicos y colagogos –que facilitan la expulsión de bilis desde la vesícula – como hiperósido (hiperina), quercitrósido, rutósido y otros.
  • Aceite esencial rico en alfa-pineno.
  • Derivados de las antocianinas, xantonas y carotenoides, con efectos antiinflamatorios y antioxidantes.
  • Ácidos cafeico y clorogénico.
  • Fitosteroles.
  • Cumarinas como la umbeliferona.
  • Colina, pectina.
  • Taninos en abundancia.
  • Diversos aminoácidos.

Estos principios activos confieren al hipérico una múltiple acción terapéutica, como antidepresivo, ansiolítico, sedante, antiséptico, antiviral, antibacteriano, astringente, antiinflamatorio, antiespasmódico, cicatrizante y como tónico venoso.

PUBLICIDAD

Creado: 3 de diciembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD