PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Umami, el quinto sabor
Todos conocemos los cuatro sabores comunes: ácido, salado, amargo y dulce, pero existe un quinto sabor, el umami, que en japonés significa 'delicioso' o 'profundo'. Descubre en qué alimentos paladearlo.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Cómo usar el umami en la cocina

Umami en cocina

Una vez que ya se haya aprendido cómo poder identificar este sabor en nuestra boca, lo verdaderamente interesante es saber combinar, de una forma adecuada y armónica, los alimentos que lo contienen, de esta manera haremos más rica nuestra experiencia en la cocina y nos deleitaremos con sabrosos platos.

“Yo utilizo umami en mi cocina casi siempre”, explica Iñigo Aguirre, “por ejemplo, le añado a los tomates un poco de soja, con lo que consigo que aumenten su deliciosidad, esto se debe a que la salsa de soja también es rica en umami y permite potenciar el sabor original de los tomates, en este caso”.

Eso sí, no todo va bien con umami, hay que evitar mezclar productos ricos en umami con otros que no lo contienen, como puede ser el caso de la lechuga, la leche, los cereales o los postres, ya que el resultado será desagradable al paladar. Ten en cuenta que los productos ricos en umami son salados y fuertes y al combinarlo con otros que también lo sean se producirá una sinergia, es decir, que ese producto aumentará su sabor en umami y percibirás los alimentos de modo más intenso, mientras que, si lo unes con un alimento que no contiene umami, sólo conseguirás tener una experiencia desagradable.

Otra cosa interesante es que, gracias a su sabor intenso, las comidas ricas en umami también son más sanas, ya que puedes reducir un 20 por ciento la cantidad de sal, a la vez que consigues que tus platos sigan siendo igual de deliciosos y sabrosos.

Actualizado: 11 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD