PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
El kéfir: el rey de los probióticos
Descubre la interesante composición de esta bebida aún desconocida por muchos, que nos aporta un amplio espectro de vitaminas, minerales y aminoácidos, pero lo realmente interesante son sus propiedades probióticas.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Propiedades beneficiosas del kéfir

Desde el punto de vista nutricional, el kéfir nos aporta un amplio espectro de vitaminas, minerales y aminoácidos, pero lo realmente interesante es que se trata de un alimento probiótico. Esto quiere decir que tiene en su composición “microorganismos vivos que, administrados en las cantidades adecuadas, aportan beneficios en la salud del organismo del que los ingiere”, según la descripción más utilizada entre la comunidad científica.

Entre los beneficios de los probióticos encontramos, principalmente, que:

  • Potencian que la microflora intestinal se mantenga equilibrada y en orden.
  • Tienen propiedades antibióticas y antifúngicas (contra los hongos).
  • Hacen que el sistema inmune sea más fuerte y esté preparado para luchar en caso de que se produzca una infección.
  • Ejercen una acción protectora contra microorganismos patógenos que entran en nuestro organismo.
  • Neutralizan las toxinas que provienen del exterior y las que produce nuestro cuerpo.
  • Nos ayudan a hacer una mejor y más rápida digestión de los macronutrientes (proteínas, grasas…) permitiendo que sean mejor asimilados por el estómago.
  • Descomponen de modo más sencillo la lactosa (azúcar de la leche), la cual a muchas personas les produce desórdenes intestinales o incluso intolerancias alimenticias.
  • Sintetizan mejor las vitaminas presentes en los alimentos.

Por todo ello, tanto el yogur, el kéfir como el miso son productos muy útiles ante épocas convulsas, ya sea el invierno, la primavera, periodos de mucho estrés, de mala alimentación, de convalecencia o enfermedad, de toma de antibióticos…, situaciones ante las cuales nuestro sistema inmune puede verse afectado. Gracias a los alimentos probióticos podremos tener un sistema digestivo más sano y eficaz y una protección adicional sobre nuestro sistema de defensas.

Contraindicaciones sobre el kéfir

Eso sí, el kéfir no es la panacea de todos nuestros problemas digestivos y un consumo excesivo puede dar como resultado la aparición de hinchazón abdominal, diarreas o gases. Tómalo con moderación y no busques resultados rápidos o inmediatos, al ser un producto natural, su efecto es suave y gradual.

Actualizado: 14 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD