PUBLICIDAD

Dietas milagro
Los expertos insisten en que no hay fórmulas mágicas para adelgazar, y advierten de los peligros de las 'dietas milagro'. Te explicamos en qué consisten este tipo de dietas y cuáles son sus riesgos para la salud.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Riesgos de las dietas milagro

Actualizado: 9 de enero de 2018

Pero es importante, antes de empezar cualquier régimen milagroso, conocer que existen unos riesgos asociados a estas dietas tan prometedoras, que pueden llegar a dañar gravemente la salud de la persona que la sigue. En función de las características de cada dieta estos son los efectos negativos a los que se es posible que te enfrentes:

  • Efecto yo-yo: consiste en un adelgazamiento notable mientras se hace la dieta pero que se revierte en un aumento de peso cuando se deja de seguir las pautas nutricionales, llegando incluso a coger más kilos que los que se tenía al comienzo. Esta situación se convierte en un círculo vicioso en el que se vuelve a empezar otra dieta nueva y se producen los mismos efectos anteriores.
  • Provoca unos malos hábitos alimentarios: pues alimentarse a base de un solo tipo de alimento, ingerir menos cantidades de calorías recomendadas o mantenerse 24 horas en ayunas una vez a la semana pueden interferir gravemente en la salud.
  • Provocan alteraciones en el organismo, siendo perjudiciales para la salud, como trastornos metabólicos, alteraciones cardiovasculares, alteraciones dermatológicas, etcétera.
  • Se pierde peso a expensas de proteínas corporales y en menor medida del porcentaje de grasa.
  • Alteraciones a nivel neuropsíquico como ansiedadinsomnio, irritabilidad...

Conclusión sobre las dietas milagro

La falta de información nutricional y la gran accesibilidad a este tipo de dietas milagro, supone un gran motivo de preocupación entre los profesionales médicos.

El metabolismo basal va en función de la edad, peso y talla de cada individuo, por ello es aconsejable ponerse en manos de un especialista para llevar a cabo una pérdida de peso correcta, siguiendo unos buenos hábitos de alimentación, aportando así los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo, y olvidarse de este tipo de dietas que solo nos traerán efectos negativos a corto o a largo plazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD