PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Bebés y niños

Las dificultades auditivas causan problemas de atención en los niños

La pérdida de audición en los niños, aunque sea leve o moderada, puede causarles problemas de atención, interferir en el aprendizaje y el desarrollo del lenguaje verbal, y afectar a su socialización.
Escrito por: Eva Salabert

01/03/2018

Pérdida auditiva en el bebé

Los padres deben consultar al otorrinolaringólogo ante la más mínima sospecha de que su hijo no oye bien.

El 80% de las sorderas o hipoacusias ya están presentes en el bebé cuando nace, y una detección precoz –a ser posible antes de los tres meses, para iniciar el tratamiento antes de los seis– puede mejorar significativamente su pronóstico y su calidad de vida, como han querido recordar desde la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) en el marco de la celebración del Día Internacional del Cuidado del Oído y la Audición.

De hecho, los especialistas de la SEORL-CCC han advertido de que las dificultades auditivas provocan problemas de atención en los niños y reducen su rendimiento académico, y señalan que un reciente estudio publicado en The Journal of International Advanced Otology revela que la pérdida de audición puede repercutir negativamente sobre el desarrollo infantil y el bienestar de los pequeños si no se diagnostica a tiempo, y que incluso un diagnóstico de pérdida leve a moderada puede interferir en su aprendizaje y en el desarrollo del lenguaje verbal, y afectar a su socialización.

Causas de la pérdida auditiva adquirida en los niños

La pérdida auditiva se puede producir a cualquier edad y por diferentes causas, y por ejemplo los catarros, las otitis derivadas de esta afección, o actividades como bucear, afectan al oído medio. La Dra. María José Lavilla, presidenta de la Comisión de Audiología de la SEORL-CCC, también explica que introducir objetos en el oído, como los bastoncillos, puede dañarlo e incluso llegar a perforar el tímpano.

Las infecciones virales son la principal causa de pérdida auditiva adquirida en niños

Y un estudio publicado en Acta Otorhinolaryngologica Italica comprobó que las infecciones virales son la principal causa de pérdida auditiva adquirida en niños, seguidas por la ototoxicidad generada por un grupo de antibióticos (los aminoglucósidos) y los derivados del platino, y por la exposición continuada a un exceso de ruido, que afecta sobre todo a los adolescentes y les provoca daño coclear.

Consejos para detectar problemas auditivos en los hijos

La doctora Lavilla recomienda a los padres consultar al otorrinolaringólogo ante la más mínima sospecha de que su hijo no oye bien. El dolor de oídos, o que supuren, son síntomas evidentes de que existe un problema, pero hay otros signos, que difieren en cada etapa de desarrollo, que pueden ayudar a identificar una pérdida de audición en los niños:

Signos de pérdida de audición en bebés

  • No se despierta ni se sobresalta con los ruidos fuertes, incluso aunque se produzcan cerca de donde se encuentra.
  • Parece que es capaz de oír algunos sonidos, pero no otros.
  • No vuelve la cabeza ni dirige la mirada hacia la fuente de un sonido después de los seis meses de edad.
  • Mueve la cabeza si ve a alguien, pero no si únicamente dicen su nombre o llaman su atención con palabras. Aunque a veces puede ser que esté entretenido y simplemente ignore a la otra persona, también puede deberse a una pérdida de audición total o parcial.
  • Deja de balbucear después de los nueve meses de edad.
  • No dice palabras sencillas como mamá o papá con un año de edad.

Signos de pérdida de audición en niños

  • Tarda en hablar o no se expresa con claridad a una edad a la que se considera que ya debería hacerlo.
  • Se distrae con facilidad y a menudo, y no sigue las instrucciones que se le dan. En este caso puede ser que no desee hacerlo, pero también que no entienda lo que se le dice a causa de una pérdida auditiva.
  • Repite ‘¿qué?’ con frecuencia.
  • No es capaz de distinguir por dónde llegan los sonidos.
  • Sube mucho el volumen de la televisión o cualquier otro dispositivo como la videoconsola.

Signos de pérdida de audición en adolescentes

  • Percibe ruidos o sonidos inexistentes (tinnitus o acúfenos). Esto puede sucederle al salir de una discoteca o un concierto, o tras escuchar música a un volumen elevado con los auriculares. Hay que consultar al especialista aunque el ruido desaparezca solo.
  • Le cuesta entender a las personas que le rodean tras asistir a un concierto o discoteca, o escuchar música alta. También en este caso debe acudir al otorrino aunque note mejoría.
  • Oye lo que dicen, pero no lo entiende, sobre todo en conversaciones de grupo, o en la escuela o el instituto.

Además, en la web de la SEORL-CCC se puede consultar un Decálogo de cuidados del Oído para Niños que han elaborado estos especialistas, con el objetivo de prevenir y tratar cuanto antes cualquier problema de salud que afecte a este órgano.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD