Hinojo
El hinojo es una planta silvestre con numerosas propiedades medicinales, que también se usa en la cocina y la cosmética. Te explicamos cómo debes tomarlo para aprovechar sus beneficios para la salud.

Cómo tomar el hinojo

Actualizado: 6 de julio de 2020

Del hinojo se aprovecha casi toda la planta, normalmente con objetivos diferentes: las hojas como aromatizadores y condimento, los tallos tiernos, cortados a trozos, también como aromatizadores, los frutos como remedio medicinal, y la cepa, bulbo o cogollo, para ser consumida como hortaliza en la cocina.

Las hojas deben ser cosechadas pronto, antes de que la planta fructifique. Los tallos cuando están tiernos, antes de que se endurezcan. Los frutos, cuando aparecen, en pleno verano, y los bulbos cuando estén tiernos, antes de que inicie la floración, en primavera o principios de verano. Aunque esto no es una norma fija, y hay quien dice que si lo cosechas cuando hace mucho calor retiene mayor fragancia. Recuerda que no conviene cosechar ésta o cualquier otra planta en los arcenes, márgenes de carreteras o pistas por los que transiten automóviles, camiones o maquinaria pesada, así como en las proximidades de vertederos, basureros y áreas industriales.

El hinojo es fácil de cosechar, pero suele costar más conservarlo de forma óptima. Recuerda que debes dejarlo a secar en un ambiente seco, aireado, y alejado de la luz solar directa. Puedes optar por adquirir una provisión, o bien un remedio ya elaborado en tu herbolario de confianza. Lo puedes tomar de las siguientes formas de presentación:

  • Los frutos del hinojo se preparan en infusión o decocción, generalmente asociado a otras hierbas, y empleando entre 10 y 30 g de planta por litro de agua.
  • Las hojas se preparan en infusión o se añaden frescas como condimento. Se usan igualmente frescas en cataplasmas, aplicadas directamente sobre la piel
  • La raíz o bulbo se prepara en decocción, o bien se destina a la cocina
  • En herbolarios encontraremos hinojo en tintura, extractos líquidos, polvos, y frascos de su aceite esencial puro.

Fórmulas herbarias con hinojo

Si acudes a un buen herbolario te podrán orientar sobre las combinaciones más adecuadas con hinojo –o cualquier otra planta– en función del trastorno que desees tratar. Los profesionales de la herboristería sabrán elegir aquellas plantas que mejor se complementen a fin de obtener el efecto buscado. Te ofrecemos cuatro remedios de herbolario que puedes elaborar tú mismo si te decides a hacer la cosecha o a comprar las plantas a granel en tu herbolario de confianza.

Fórmula para la digestión pesada y los gases

Ingredientes:

20 g de hinojo (frutos), 20 g de alcaravea (frutos), 20 g de malvavisco (raíz), 20 g de té de roca (sumidades floridas), y 10 g de naranjo amargo (flor).

Preparación:

Una cucharada sopera (5 g aproximadamente) de la mezcla a partes iguales para cada taza de agua. Lo hierves unos 2 minutos y, ya fuera de fuego, dejas que repose otros 10 minutos, tapado. Cuelas.

Dosis:

Tres tazas al día, después de las comidas. El hinojo le aporta un sabor anisado, que contrarresta un poco la amargura del malvavisco y el té de roca, pero se le puede añadir miel de tomillo.

Fórmula para aliviar problemas estomacales en niños

Ingredientes:

Anís verde, poleo blanco e hinojo, a partes iguales.

Preparación:

Una cucharadita de postre de la mezcla por vaso de agua. Mezclas las plantas, las depositas en una tetera, y viertes sobre ellas el agua una vez ha arrancado a hervir. Tapas y dejas que repose unos 8 minutos.

Dosis:

Administrar al pequeño una tacita de café después de las comidas. El sabor anisado de la fórmula no tiene por qué desagradarle.

Fórmula para la hipertensión arterial

Ingredientes:

Hinojo, espino albar (hojas y flores), melisa (sumidades floridas), olivo (hojas) y sanguinaria azul (Lithospermum fruticosum).

Preparación:

Unos 20 g por planta. Separas 5 g de cada por cada vaso de agua. Hierves 2-3 minutos y mantienes en reposo 10 más. Filtras la infusión, que puedes edulcorar con miel de azahar.

Dosis:

Hasta tres tazas diarias, mejor en ayunas.

Creado: 13 de noviembre de 2014

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD