PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Bebés y niños

Los bebés deben vacunarse de sarampión antes de viajar por Europa

Debido al aumento de la incidencia del sarampión en países como Alemania, Francia, Grecia, Italia, Reino Unido o Rumanía, desde la AEP recomiendan que se vacune a los bebés menores de un año que vayan a viajar a ellos.
Escrito por: Eva Salabert

24/07/2018

Bebé que está siendo vacunado para prevenir el sarampion

La triple vírica, una vacuna que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas, se administra a los niños a los 12 meses y a los cuatro años de edad, según el calendario vacunal vigente en España. Sin embargo, el aumento de los casos de sarampión en algunos países de Europa ha hecho que los expertos de la Asociación Española de Pediatría (AEP) aconsejen que los bebés menores de un año que vayan a viajar a las zonas de riesgo reciban una dosis de protección para evitar un posible contagio.

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa, y aunque en España la tasa de cobertura vacunal ronda el 97-98%, como afirma María José Cigueruello, vocal del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, en otros países europeos no supera el 80%, y si la cobertura es inferior al 92% hay riesgo de que se produzcan brotes.

El sarampión en una enfermedad muy contagiosa que puede provocar problemas en el aparato respiratorio de los niños, como bronquitis o neumonía

Antes de que el bebé cumpla seis meses de edad no es posible administrarle la vacuna contra el sarampión, y este es un dato que deben tener en cuenta los padres antes de desplazarse a alguno de los países donde ahora mismo hay brotes, ya que esta enfermedad puede provocar problemas en el aparato respiratorio de los pequeños, como bronquitis, o incluso neumonía (en el 6% de los casos), que es la complicación que se asocia a una mayor mortalidad.

Vacunar a los niños antes de salir de viaje

Con suficiente antelación antes de iniciar un viaje, y especialmente si entre los pasajeros hay niños menores de tres años, hay que visitar un Centro de Vacunación Internacional para informarse sobre las vacunas que protegen contra las enfermedades que es posible contraer en los lugares que se van a visitar.

Un ejemplo es la vacuna de la hepatitis A, que no se incluye en el calendario vacunal y hay que ponerse si se va a viajar a cualquier país fuera de la Europa Occidental, como Australia, Estados Unidos, Japón o Corea, y que se puede administrar a los niños a partir del año de edad. También en estos casos conviene vacunarse contra la fiebre tifoidea, aunque los menores de dos años no pueden recibir esta profilaxis.

En otras zonas puede ser necesaria la vacuna de la fiebre amarilla o tomar medicación para prevenir la malaria, pero siempre es necesario consultar previamente a los expertos de la AEP o de los centros de vacunación para confirmar a partir de qué edad, o en qué circunstancias, se puede administrar este tipo de fármacos a los niños pequeños.

De hecho, Francisco José Álvarez, secretario del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, ha advertido de que los menores de dos años no deberían visitar países tropicales de África, Asia y Sudamérica porque aún no se dispone de vacunas para prevenir muchas de las enfermedades transmisibles que circulan en ellos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD