Malvavisco, el mejor reparador de las mucosas
La raíz de malvavisco ayuda a proteger y restaurar las mucosas, y se usa como remedio natural para aliviar la tos y afecciones respiratorias, como la gripe, digestivas, como la gastritis, o de la boca, como gingivitis o aftas.

Cómo se aplica el malvavisco: usos y remedios naturales

Actualizado: 19 de noviembre de 2022

Como hemos visto el malvavisco tiene diferentes beneficios para la salud y ayuda a tratar afecciones respiratorias, digestivas, epidérmicas, o dolores musculares, entre otros usos. Para ello se emplean la raíz y, en menor medida, las hojas y las flores. Sus aplicaciones con fines medicinales quedan resumidas a continuación:

PUBLICIDAD

  • En decocción de la raíz, combinado con otras plantas, hasta tres vasos al día.
  • Infusión de flores y hojas para aliviar problemas digestivos, dos tazas diarias.
  • En tintura.
  • El extracto líquido, unas 50-80 gotas, en tres o cuatro tomas diarias.
  • En forma de jarabe para tratar las afecciones respiratorias, dos cucharadas.
  • La infusión de hojas y flores para ser aplicada en forma de compresas o lavados parciales.
  • La decocción de raíz, unos 30 g por litro de agua, para ser aplicada en forma de baños, lavados, compresas, colutorios y lociones.
  • En cápsulas y comprimidos, de productos de herbolario.
Cómo se aplica el malvavisco: usos y remedios naturales

Fórmulas de herbolario con malvavisco

El malvavisco se incorpora en numerosas fórmulas de herbolario, como es el caso de las que te proponemos a continuación. Por otro lado, se añade a remedios herbarios para rebajar el posible efecto irritante sobre las mucosas digestivas que pueda generar algún otro ingrediente de la fórmula.

Tisana para la bronquitis

Esta tisana elaborada con malvavisco está recomendada para mitigar los síntomas de la bronquitis, ya que el malvavisco tiene un efecto protector y restaurador sobre las mucosas irritadas, previene los accesos de tos irritativa y desinflama.

Ingredientes:

Raíz de malvavisco, gordolobo, helenio, marrubio blanco y anís verde. Dos partes de malvavisco por una de cada una del resto de plantas.

Preparación:

Se separa una cucharada sopera rasa de la mezcla por cada vaso de agua. Hervimos dos minutos y dejamos 10 minutos más en reposo, tapado. Le añadimos una pizca de miel de tomillo.

Dosis:

Tomar hasta 3 vasos al día, moderadamente calientes.

Tisana laxante

Destinada a combatir episodios de estreñimiento como un remedio natural que evita el uso de productos farmacológicos para tratar el estreñimiento.

Ingredientes:

Raíz de malvavisco, zaragatona, frutos de sen, hojas de boldo, hinojo. El malvavisco cumple aquí la función de neutralizar el posible efecto irritante de las plantas laxantes.

Preparación:

Una cucharada sopera de la mezcla a partes iguales por cada vaso de agua. Se puede macerar durante la noche, o bien poner a hervir 3-4 minutos y dejar en infusión otros 10. Colamos. Se le puede agregar sirope de ágave o miel para mejorar el sabor.

Dosis:

Una taza a media tarde y otra después de cenar. No hay que tomar esta tisana durante periodos prolongados de tiempo y ni simultanear su ingesta con la toma de medicamentos laxantes.

Fórmula mucolítica y desintoxicante

Esta combinación de plantes es ideal para los fumadores. Ayuda a combatir los síntomas de la adicción al tabaco, la tos irritativa, la irritación de garganta, la congestión pulmonar, etcétera.

Ingredientes:

Raíz de malvavisco, pino silvestre, marrubio blanco, pulmonaria, liquen de Islandia, regaliz.

Preparación:

Dos cucharadas soperas de la mezcla a partes iguales por 1/2 litro de agua. Hervimos tres minutos, dejamos que repose 10 minutos, y colamos. Le podemos agregar miel de tomillo o de azahar al gusto.

Dosis:

Se puede ir bebiendo durante el día, incluso fría.

Crema con malvavisco para dolores artríticos y musculares

Esta crema para aplicar sobre la piel está especialmente indicada para aliviar el dolor muscular, lumbar y artrítico.

Ingredientes:

Extracto glicólico de raíz de malvavisco (2 g), oleato de Capsicum annuum (2 g), extracto de jengibre (0,5 g), salicilato de metilo, alantoína y un emulsionante natural tipo goma xantana (polisacárido derivado del maíz), goma guar, cera, etcétera. (100 g)

Preparación:

Se mezclan bien los ingredientes hasta formar una masa compacta pero viscosa. Guardar unos 10 días en un espacio seco, sin humedad.

Aplicación:

En uso tópico, dar fricciones sobre el área dolorida dos o tres veces al día.

Tisana digestiva de malvavisco

Esta tisana que incluye malvavisco entre sus ingredientes es muy apropiada para tratar úlceras gástricas, gastritis, dispepsias, gases y meteorismos.

Ingredientes:

Raíz de malvavisco, jengibre, condurango, hierba luisa y regaliz. 15 g. de cada planta.

Preparación:

Las mezclamos bien y separamos unos 5 g de la mezcla por cada vaso de agua. Lo ponemos a hervir 2-3 minutos, para luego dejarlo reposar otros 8-10 minutos, tras lo cual se cuela. Se le puede agregar miel de romero o sirope de ágave para suavizar el tono algo picante del jengibre.

Dosis:

Es una tisana ideal para ir bebiendo durante el día, incluso fría de la nevera en verano.

Otros usos del malvavisco

Se ha usado, aunque poco, en jardinería. Es más frecuente encontrarse con otras especies afines, ciertamente vistosas, como la malva real o malvarrosa Althaea rosea, o los conocidos hibiscos.

PUBLICIDAD

Creado: 1 de abril de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD