Aceite de oliva, beneficios del oro líquido
Piedra angular de la Dieta Mediterránea, el aceite no sólo destaca por sus cualidades organolépticas, sino que, además, tiene multitud de ventajas para nuestra salud. Conoce sus tipos y cómo sacarle partido en la cocina.

Cómo conservar y reutilizar el aceite de oliva

Actualizado: 29 de diciembre de 2020

El aceite de oliva es considerado como el verdadero oro líquido, pues tiene grandes propiedades para la salud y además es la base de la dieta mediterránea, una de las formas más saludables de alimentarse. Sin embargo, no todo el mundo sabe cómo se debe conservar este preciado líquido culinario para que mantenga sus propiedades intactas ni cuántas veces se puede reutilizar de manera segura. Sigue leyendo y hazte un experto aceitero.

Lo primero que hay que saber sobre el aceite de oliva es que puede alterarse ante los agentes externos, como la luz, la temperatura o el oxígeno. Por eso, una vez que ya lo tienes en casa es importante almacenarlo correctamente para mantener todo lo posible sus propiedades, nutrientes y sabor, y evitar el proceso de oxidación. Aunque lo encontramos en el supermercado en botellas de cristal, plástico, lata o brik, un estudio publicado en la revista Nutrients ha desvelado cuál es el mejor material para guardar el aceite. Te lo contamos.

¿En qué recipiente hay que guardar el aceite de oliva?

El estaño inoxidable y el vidrio oscuro, ya sea verde o azul, han sido elegidos en la investigación como los dos mejores materiales para guardar el aceite de oliva, pues no permiten la entrada de la radiación ultravioleta, que podría alterar la composición del producto. Otros que también obtienen el aprobado son la cerámica, las latas –siempre que estén bien revestidas y el metal no pueda pasar al aceite– y las cajas con grifo, similares a las que se usan para comercializar el vino.

Tips para reutilizar el aceite de oliva

Los peores recipientes para guardar este polivalente elemento serían el plástico, especialmente las botellas transparentes que no protegen al producto de la oxidación. Las que son oscuras tampoco se recomiendan pues, aunque protejan en cierta medida de la luz, no lo hacen del oxígeno, el plástico hace que sea más fácil que el aire entre al interior y altere las propiedades del aceite.

En cuanto al tamaño del recipiente, muchas veces se opta por comprar garrafas por su precio más económico, pero solo se deben elegir en grandes cantidades si se van a consumir en menos de dos meses, si no es el caso, lo mejor es adquirir las botellas de 1 litro.

Conservar el aceite de oliva, infografía

Por último, también hay que prestar atención a la temperatura a la que está sometida la botella de aceite, el calor estropea las propiedades de este líquido y meterlo a la nevera tampoco es buena idea, pues podría cristalizarse. Por tanto, aléjalo de la vitrocerámica o del horno y elige una despensa entre 12ºC y 14ºC para guardarlo.

¿Cuántas veces se puede reutilizar el aceite de oliva?

Es una de las dudas que más se repiten, una vez empleado para cocinar, ¿qué hago con el aceite sobrante? Pues bien, según la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español, el AOVE –abreviatura del aceite de oliva virgen extra– se puede reutilizar hasta cinco veces, obteniendo sus propiedades en niveles óptimos. Y es que el aceite de oliva es el único aceite que puede soportar altas temperaturas, de hasta 200º sin descomponerse y con todos sus beneficios y sus cualidades intactas.

Desde la organización también han dado algunos consejos interesantes para reutilizar de manera correcta el aceite de oliva, manteniendo sus propiedades y evitando los riesgos para la salud de un aceite en mal estado. Toma nota de los siguientes tips:

  • No calientes el aceite de oliva a más de 200ºC

    No lo calientes a más de 200º, si lo haces podrías alterar su composición y no podrías volver a utilizarlo de manera segura.

  • Evita tapar la sartén con aceite de oliva

    Al freír, evita taparlo, pues la condensación del vapor de agua podría caer en forma de agua al aceite, interfiriendo en su sabor y propiedades.

  • Seca bien los alimentos antes de freírlos

    Seca bien todos los alimentos antes de freírlos, así no expulsarán agua y el aceite no se descompondrá.

  • Aceitera de acero

    Usa recipientes de vidrio polarizados o de acero inoxidable para que no entre la luz y dañe el aceite de oliva.

  • Cuela el aceite antes de guardarlo

    Una vez usado, no te olvides de filtrar el aceite. Hazlo cuando esté frío y con un colador de tela 100% algodón o fibra natural.

  • No mezclar el aceite nuevo del usado

    Intenta no mezclar en una sartén aceite nuevo y usado, pues no tienen las mismas características, pues uno ya ha sido calentado anteriormente.

  • Utiliza el aceite usado para freír

    La reutilización del aceite de oliva se hará para freír o cocinar, no utilices este líquido para marinar o para usarlo en crudo.

  • Observa el color del aceite usado para desecharlo

    El color y la densidad indicará cuando no se puede volver a reutilizar, cuando se muestre espeso y oscuro será el momento de cambiarlo por aceite nuevo.

  • Recicla el aceite usado

    No lo tires por el fregadero ni por el váter, puede contaminar miles de litros de agua. Guárdalo en una botella y recíclalo en tu punto limpio más cercano.

Creado: 23 de diciembre de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD