La microbiota de bebés con riesgo de diabetes se podría restaurar

Los bebés que tienen riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 por haber estado expuestos a antibióticos podrían recuperar su microbiota intestinal mediante un trasplante de materia fecal materna, según un reciente estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

22/07/2021

Trasplante fecal y menos riesgo diabetes

La exposición a antibióticos en la edad temprana puede interferir en la salud de los más pequeños y uno de los riesgos es que acaben desarrollando diabetes tipo 1. Ahora, una nueva investigación sugiere que los recién nacidos en riesgo de sufrir esta enfermedad debido a que estos fármacos han alterado su microbiota intestinal pueden recuperar el equilibrio de este conjunto de microorganismos (bacterias, virus, arqueas, hongos…) gracias a un transplante fecal materno al tracto gastrointestinal después de completar el tratamiento con los antibióticos.

El nuevo estudio ha sido llevado a cabo por científicos de la Universidad de Rutgers (EE.UU.) en ensayos con ratones, a los que se hizo un análisis genético y los resultados se han publicado en la revista Cell Host & Microbe. “Los ratones que fueron expuestos a antibióticos tenían la expresión de genes indicadores en su pared intestinal que eran demasiado altos o demasiado bajos, pero el trasplante los devolvió casi a los niveles originales y restauró las vías metabólicas”, explica Xue-Song Zhang, uno de los autores del estudio.

La exposición a antibióticos altera la microbiota intestinal

La investigación se realizó con ratones que estuvieron sometidos a la toma de antibióticos entre los días cinco y 10 de vida, y que recibieron un trasplante de microbiota materna en el plazo máximo de una semana después de nacer. Tras este tiempo se analizó el microbioma y se encontró que estaba parcialmente restaurado y que el riesgo de diabetes volvió a ser el mismo que antes de tomar los antibióticos.

El trasplante fecal materno restauró las vías metabólicas y los niveles originales de la expresión de genes indicadores en la pared intestinal de los ratones expuestos a antibióticos

Por tanto, se puede afirmar que la exposición de animales de corta edad a los antibióticos altera el microbioma intestinal y, según explica Martin Blaser, coautor del estudio, esto podría cambiar la inmunidad asociada a la edad y la inflamación de los órganos, lo que podría aumentar el riesgo de enfermedades inmunomediadas.

“Pudimos identificar grupos de genes que volvieron a la normalidad después del trasplante, como si los ratones nunca hubieran recibido los antibióticos”, explica Xue-Song Zhang. Ahora el siguiente paso que pretenden dar los autores es identificar cuáles son los microbios beneficiosos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD