PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Belleza y bienestar

El jengibre ayuda a tratar el vómito en niños con gastroenteritis

Administrar jengibre a niños con gastroenteritis aguda puede reducir hasta un 20% la intensidad y gravedad de los vómitos y evitar así que sufran deshidratación, la complicación más frecuente y peligrosa.
Escrito por: Eva Salabert

16/05/2018

Niña tomando una infusión de jengibre para aliviar la gastroenteritis

El jengibre redujo un 20% los episodios de vómito en los niños con gastroenteritis.

La gastroenteritis aguda es una de las principales causas de mortalidad infantil en los países en vías de desarrollo, y se estima que provoca alrededor de 1,34 millones de muertes de niños cada año. Se trata de un problema de salud muy frecuente a nivel global, especialmente en los menores de tres años, y puede cursar con intensos vómitos que pueden incluso llegar a hacer necesaria la hospitalización del afectado.

Los vómitos que sufren tres de cada cuatro niños que padecen esta enfermedad provocan pérdida de fluidos y fallos en la rehidratación oral, y esto puede ser letal, de ahí la importancia del hallazgo de un nuevo estudio que demuestra que administrar jengibre –que ya había resultado eficaz para aliviar los vómitos en embarazadas y en adultos que siguen tratamientos de quimioterapia– contribuye a reducir la gravedad y la duración del vómito en estos pacientes pediátricos.

La gastroenteritis aguda es muy frecuente en los niños menores de tres años, que muchas veces tienen que ser hospitalizados

Para llegar a esta conclusión el grupo de científicos liderado por el Dr. Roberto Berni Canani, profesor asociado de pediatría en la Universidad de Nápoles (Italia), y especialista en gastroenterología pediátrica, alergia alimentaria y nutrición, evaluó a 141 niños con gastroenteritis aguda y edades comprendidas entre uno y 10 años, en los que compararon el jengibre con placebo.

El jengibre redujo los síntomas de la gastritis aguda

Los pequeños a los que se administró jengibre experimentaron una reducción del 20% en los episodios de vómito en comparación con los del grupo placebo, y también hubo un 28% menos niños que faltaron al colegio durante al menos un día a causa de la enfermedad entre los que recibieron jengibre, lo que demuestra que esta planta, cuyas propiedades antiinflamatorias ya eran conocidas, también posee efectos antieméticos.

La deshidratación, ha explicado el Dr. Berni Canani es la complicación más frecuente y peligrosa de la gastroenteritis aguda en los niños, y aunque se puede combatir administrándoles líquidos los vómitos limitan la efectividad de esta estrategia terapéutica, por lo que el jengibre podría resultar muy beneficioso en estos casos y ayudar a reducir los ingresos hospitalarios y a salvar vidas.

Los resultados del trabajo se han presentado en la reunión anual de la European Society of Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition (ESPGHAN), y sus autores tienen la intención de comprobar si el jengibre también resulta eficaz en los niños que presenten vómitos que no se deban a la gastroenteritis aguda.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD