PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Tomar prebióticos en la infancia beneficia al cerebro

El consumo de prebióticos durante la infancia puede mejorar la salud del cerebro de los niños, e incluso mantener estos beneficios en la edad adulta, según demuestra un estudio realizado con crías de ratones.
Una niña a punto de comerse un trozo de tomate

Actualmente se investiga si un suplemento prebiótico puede reducir los efectos de la ansiedad o el estrés en un grupo de niños en edad escolar.

20 de Enero de 2016

Tomar prebióticos durante la infancia podría contribuir a mejorar la salud del cerebro de los niños y los adultos, según un estudio que han realizado investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, con ratones de laboratorio. Estos expertos administraron a los animales recién nacidos un producto prebiótico denominado Bimuno Galactooligosacáridos (BGOS), y comprobaron que modula la expresión de moléculas que intervienen en el proceso de cognición, en diversas patologías, y en posibles trastornos neuropsiquiátricos.

El producto prebiótico Bimuno Galactooligosacáridos (BGOS), modula la expresión de moléculas que intervienen en el proceso de cognición

Los científicos trabajaron con 48 crías de ratón que dividieron en dos grupos, a uno de los cuales le administraron el suplemento prebiótico, mientras que el otro sirvió de control. En los que tomaron el prebiótico se observó un aumento de las proteínas necesarias para una función neuronal normal, y los efectos beneficiosos que ejerce este alimento se mantuvieron hasta que los ratones llegaron a la edad adulta.

En estudios previos se había observado que los roedores a los que les faltan determinadas proteínas involucradas en la plasticidad neuronal y la memoria presentaban un comportamiento anómalo del cerebro. Sin embargo, con la administración temprana de BGOS, se conseguía la normalización de la expresión génica y el comportamiento de los animales.

Aunque el estudio se llevó a cabo con ratones, los hallazgos se podrían lograr también en seres humanos, y actualmente se esperan los resultados de una investigación que tiene como objetivo comprobar si este suplemento es capaz de reducir los efectos de la ansiedad o el estrés en un grupo de niños en edad escolar que padecen estos trastornos y, de esta forma, mejorar su rendimiento académico.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD