Melisa
La melisa es una planta aromática medicinal con un agradable sabor y propiedades sedantes, digestivas, expectorantes, antivirales y cicatrizantes, entre otras. Conoce todos sus beneficios para la salud.

Contraindicaciones de la melisa

Actualizado: 31 de julio de 2017

La melisa es en general una planta bastante segura, que puede administrarse a niños y a ancianos sin temor alguno. No obstante, se han descrito algunos efectos perjudiciales para la tiroides por la ingesta de extractos de melisa, por lo que su consumo debe ser evitado en casos diagnosticados con hipotiroidismo.

También se han citado algunos efectos adversos, sobre todo a causa de dosis inadecuadas, por excesivas o por reacciones alérgicas a sus componentes, como por ejemplo gastroenteritis, náuseas, vómitos y dolor abdominal, aunque esto solo se produce de manera excepcional.

Por otro lado, como ocurre en otros muchos casos, la toma del aceite esencial de melisa puede provocar irritación gástrica y debe ser evitado en caso de padecer gastritisúlceras gastroduodenalescolitis ulcerosashepatopatías y epilepsias. La ingesta de 2-3 gramos de aceite esencial puede provocar bradipnea (descenso de la frecuencia respiratoria), somnolencia, o hipotensión. Por regla general, es preferible abstenerse de tomar el aceite esencial por vía oral y de exponerse al sol si se aplica en la piel.

Por otro lado, no se recomienda simultanear la toma de remedios con melisa y antidepresivos de síntesis, antihistamínicos, narcóticos, u otros sedantes. Se debe evitar consumir melisa durante el embarazo y la lactancia pues puede ser perjudicial y provocar malformaciones en el feto.

Creado: 11 de diciembre de 2014

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD