PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Jamón ibérico
El jamón ibérico posee unas características peculiares que lo hacen irresistible al paladar pero, además, su consumo beneficia al corazón, ya que su perfil de grasas protege contra enfermedades cardiovasculares.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Composición nutricional y beneficios del jamón ibérico

El jamón, en general, es un alimento que pertenece al grupo de carnes, por lo que su principal característica nutricional es la presencia de proteínas de alta calidad (100 g de jamón ibérico poseen entre 23-34 g de proteínas). Pero si en algo se diferencia, dietéticamente hablando, el jamón ibérico de uno que no lo es, es en la calidad de la grasa que posee.

El cerdo ibérico, debido a su raza, alimentación y posibilidad de movimiento, desarrolla un jamón con un contenido de grasa insaturada mucho más elevada que otro cerdo cualquiera (58-63%). La grasa insaturada, en concreto monoinsaturada con elevados porcentajes de ácido oleico, da a este cerdo el apelativo de “olivo con patas”, ya que el ácido oleico es el principal componente graso del aceite de oliva virgen. Este tipo de grasas monoinsaturadas se relaciona con un efecto protector de enfermedades cardiovasculares, ya que induce a aumentar el colesterol bueno, mientras reduce el colesterol total y el colesterol malo que se queda estrechando nuestro sistema circulatorio.

El beneficio en la salud cardiovascular debido al contenido de grasa insaturada es máximo en la carne de cerdo ibérico de bellota (debido a las bellotas, las hierbas y el ejercicio físico), seguido del jamón ibérico de cebo de campo (movilidad), para terminar con el ibérico de cebo (criado en intensividad).

El jamón ibérico también contiene vitaminas, las más concentradas son las del grupo B, vitamina B1 y B12.

Respecto a los minerales destacan por su abundancia el calcio, el hierro y el cinc. Evidentemente, también el sodio aportado por la sal de su proceso de salazón será abundante en este alimento, por lo que las personas con problemas de hipertensión deberán consumirlo con mucha moderación.

Actualizado: 29 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD