PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Sushi
Descubrimos todos los secretos del sushi, una gastronomía que busca acercarse a todos los públicos, respetando al máximo la calidad del producto y la belleza de su presentación. ¿Te animas a prepararlo?
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Cómo cocinar sushi en tu casa

Cómo cocinar sushi en tu casa

Aunque aparentemente parezca que el sushi es un producto sencillo de hacer, el problema está en que su elaboración es larguísima y nos puede suponer toda una odisea cocinarlo de forma correcta. Preparar una cena de sushi para unos amigos te puede llevar entre tres y cuatro horas. Y eso sin contar la preparación de días antes, porque el pescado lo tienes que congelar 48 horas a una temperatura de -18º grados.

En preparar el arroz se tarda como una hora y media (hay que lavarlo varias veces, entre cinco y ocho, hasta que el agua salga clara para eliminar el almidón, cocerlo, aliñarlo y dejarlo enfriar). También hay que cortar el pescado de una manera muy técnica que para que la lonchita quede bonita. Lo ves a la vista y parece un producto bastante fácil: una pelotita de arroz, una tira fina de pescado encima, un rollito, pero luego cuando te pones a hacerlo es cuando te das cuenta de que no es tan fácil”, nos explica todo un experto, el propietario de Banzai.

Una vez dispones del arroz aliñado y los trozos de pescado cortados, si vas a hacer nigiris ya solo te queda utilizar tu habilidad y tu arte para colocarlo de la manera más atractiva posible.

Por el contrario, si quieres hacer makis necesitarás una esterilla especial de caña de bambú (aunque ya las hay de silicona), que te permitirá enrollarlo para después cortarlo en piezas. Extiende la esterilla, coloca sobre ella una lámina de alga nori –se venden ya en planchas finas deshidratadas–, pon una plancha de arroz, los trozos de pescado y las verduras de tu gusto en un extremo y ve enrollando, ayudándote de la esterilla. Ciérralo sellando el extremo con un poco de agua. Cubre con film transparente y deja reposar en frío para que se asienten los ingredientes y luego sea más fácil cortarlo.

Sírvelo frío y acompañado de un poco de wasabi (un condimento picante de color verde hecho con rábano picante de origen japonés. Puedes encontrarlo en polvo, el cual tendrás que hidratarlo con agua tibia o directamente en forma de pasta. Te advertimos que tiene un sabor picante muy intenso, que se concentra en la nariz, pero poco duradero, tras unos diez segundos se va sin dejar rastro), salsa de soja japonesa (que es más suave y con menos sal que la china) y jengibre en conserva.

Si te vas a iniciar en este arte son muchos los cursos que existen para principiantes, así como la venta de kits para sushi que ya incluyen todo lo necesario.

Un error común con el sushi

Si aún te animas a preparlo en tu casa ten en cuenta una cosa: el sushi no es un aperitivo ni un entrante, es un plato principal. La gente suele tomarlo al principio al ser un plato frío, pero “nunca se toma nada después del sushi”, nos recomienda Alejandro Casado. El sushi es lo último que se come. Itadakimasu (que aproveche).

Actualizado: 15 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD