PUBLICIDAD

El cannabidiol, eficaz para controlar las crisis de epilepsia infantil

Administrar una solución oral de cannabidiol a adolescentes con síndrome de Lennox-Gastaut –un tipo raro de epilepsia infantil– que no respondían al tratamiento habitual, ha reducido las crisis más graves que sufrían.
Escrito por: Eva Salabert

30/07/2018

Concepto de utilización del cannabidiol y la epilepsia infantil

El síndrome de Lennox-Gastaut (LGS) es un tipo de epilepsia grave y poco frecuente, que se manifiesta en la infancia (entre los tres y los cinco años de edad), y que resulta bastante difícil de tratar. Entre otros síntomas, los pacientes sufren crisis epilépticas atónicas y tónicas que les pueden provocar ausencias y caídas, con el consiguiente riesgo de lesiones. Ahora, un estudio ha demostrado que un derivado del cannabis, el cannabidiol (CBD), contribuye a reducir las crisis más graves que presentan los afectados.

En la investigación, publicada en The New England Journal of Medicine, han participado 225 pacientes con LGS de 30 hospitales de Estados Unidos y Europa (cuatro de ellos del Hospital La Fe de Valencia), cuyas crisis no estaban controladas con los fármacos antiepilépticos con los que estaban siendo tratados, y que tenían una edad media de 16 años. Cuando se incorporaron al estudio padecían alrededor de 85 crisis al mes.

Los pacientes tratados con cannabidiol experimentaron una reducción del 37,2% de las crisis atónicas mensuales, frente a una disminución del 17,2% en el grupo placebo

El tratamiento con la solución oral de cannabidiol Epidiolex (10 mg/kg/día y 20 mg/kd/día), o placebo, duró 14 semanas. Los pacientes que tomaron el cannabidiol –ambas dosis– experimentaron una reducción del 37,2% de las crisis atónicas mensuales, frente a una disminución del 17,2% en el caso del grupo placebo. Además, sus cuidadores informaron de que se había producido una mejoría en el estado general de los pacientes tratados con este fármaco.

Un derivado del cannabis para combatir epilepsias infantiles

Como ha explicado el Dr. Vicente Villanueva, neurólogo y jefe de la Unidad de Epilepsia Refractaria del Hospital La Fe de Valencia, en las crisis más graves y asociadas a caídas de los pacientes fueron en las que se observó una mayor mejoría al administrar el cannabidiol. No es la primera vez que se usan con éxito derivados del cannabis en el tratamiento de las epilepsias infantiles de difícil manejo, y Epidiolex ya había demostrado su eficacia para reducir significativamente las convulsiones que sufren los pacientes con síndrome de Dravet.

Este medicamento se encuentra actualmente en fase de revisión por parte de la FDA, la Agencia de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos, y se espera que este mismo año esté disponible para tratar tanto el LGS como el síndrome de Dravet en este país, mientras que la solicitud de autorización para su comercialización en Europa por parte de la Agencia Europea del Medicamento se efectuó en diciembre de 2017, y se espera que a principios de 2019 este organismo tome una decisión al respecto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD