PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Las almendras mejoran la salud cardiovascular

Sustituir el consumo de bollos ricos en carbohidratos por 42 gramos de almendras para merendar, a pesar de aportar las mismas calorías, reduce los factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.
Las almendras mejoran la salud cardiovascular

Merendar almendras es beneficioso para las personas con riesgo cardiovascular

06 de Febrero de 2015

Comer almendras y, en concreto, sustituir el consumo de bollos ricos en carbohidratos por este fruto seco a la hora de la merienda, pese a aportar las mismas calorías puede proteger frente a las enfermedades cardiovasculares en personas con factores de riesgo, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (EE.UU.).

La nueva investigación, que se ha publicado en Journal of the American Heart Association, también revela que el consumo de almendras consigue mejorar de forma significativa los niveles de colesterol y disminuir la grasa abdominal, considerados factores de riesgo de patología cardiaca.

En estudios anteriores ya se había comprobado que existía una asociación entre la ingesta de almendras –que contienen proteínas, grasas saturadas, vitamina E, fibra dietética, magnesio y potasio, entre otros nutrientes– un corazón más sano, pero en este trabajo se analizó el efecto cardioprotector que tenía comer estos frutos secos durante la merienda en el marco de dietas idénticas, en 52 personas de mediana edad que presentaban sobrepeso y elevados niveles de colesterol.

En las personas que merendaron almendras disminuyeron tanto los niveles de colesterol como la cantidad de grasa abdominal

Durante 12 semanas, los participantes siguieron una dieta saludable, y a la mitad de ellos se les ofrecieron 42 gramos diarios de almendras en la merienda, mientras que el resto merendó un muffin de plátano que tenía la misma cantidad de calorías. Los investigadores observaron que los niveles de colesterol –tanto HDL como LDL– y lipoproteínas habían disminuido más en las personas que merendaron almendras, mientras que en las que se comieron el muffin solo disminuyeron los niveles del colesterol HDL (el bueno).

Además, en el que grupo de los que tomaron la dieta con almendras se redujo notablemente tanto la grasa y el perímetro abdominal como la grasa acumulada en las piernas, por lo que los autores del trabajo sugieren que incorporando este hábito alimenticio tan sencillo –merendar 42 gramos de almendras– se puede prevenir la aparición de enfermedades metabólicas y cardiovasculares.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD