Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Pan, una historia con mucha miga
Escrito por Adriana Hernández, periodista experta en nutrición
Añadir una ración de pan con cada comida es una buena forma de cubrir las recomendaciones diarias en la dieta de hidratos de carbono. No creas los falsos mitos. Redescubre este alimento y disfrútalo.

Recetas con pan

Ahora que ya tienes entre tus manos una hermosa hogaza de pan, te preguntarás qué puedes hacer con ella. Además de utilizarlo para mojar en toda salsa que se te ponga por delante (siempre con moderación), usarlo para untar, para hacer tostadas (las francesas mojadas en huevo batido y leche están deliciosas), como soporte de variadas tostas, o rellenarlo cual bocata con multitud de ingredientes… aquí van algunas sugerencias más elaboradas que también llevan pan.

Los platos contundentes del invierno son los reyes en cuanto a incorporar pan se refiere; así, hemos encontrado que las reconstituyentes sopas de ajo castellana y la sopa de cebolla francesa se hacen con este natural ingrediente. ¿Y qué me dices de rellenarlo de ajito picado, perejil y queso y calentarlo en el horno? También sirve para hacer un flan casero mejor que el del bar de menú al que vas a comer a diario, y en Semana Santa lo necesitarás para hacer torrijas.

Algunas albóndigas también se hacen con pan, y si hay dos platos que identifican nuestra gastronomía son las migas y el gazpacho o el salmorejo que, por supuesto, también llevan este ingrediente. Ya que estamos, rállalo y aprovéchalo para empanar verduras o carnes, incluso lo puedes utilizar para dar un toque más crujiente a tus gratinados.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 16/11/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Pilar Benítez

Experta en nutrición energética

“Mi método da claves para entender qué efectos nos hace lo que comemos, y ayuda a escoger cada alimento con un sentido y un propósito.”

 

x2se multiplica el riesgo cardiovascular en diabéticos con una dieta alta en sal

Un estudio revela la necesidad de que los pacientes con diabetes tipo 2 sigan dietas bajas en sodio para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Fuente: 'Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism'

 

PUBLICIDAD