PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Abedul
Las hojas del abedul –y también su savia– constituyen uno de los principales recursos de herbolario para tratar las dolencias vinculadas al riñón y al corazón. Descubre el valor preventivo de este gran árbol medicinal.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Cómo se toma el abedul: presentaciones y remedios naturales

Cómo se toma el abedul: presentaciones y remedios naturales

Si aprendes a identificar el árbol del abedul podrás coger tus propias hojas para hacer infusiones.

Puedes encontrar hojas de abedul en tus paseos por la montaña y cosecharlas tú mismo. Bastará con que te adentres por cualquier cordillera europea y aprendas a identificar el árbol, lo cual no es nada difícil. Pero más cómodo aún te será acudir a un buen herbolario para adquirir la planta a granel o en las diversas presentaciones que ofrece el mercado.

La formas de presentación del abedul son las que te resumimos a continuación:

  • Las hojas secas (o frescas) en infusión, como diurético: 30 g por litro de agua. Dos tazas al día. Generalmente se asocia a otras plantas con las que se complementa. Advertimos que la hoja de abedul tiene un sabor muy amargo, poco grato al paladar.
  • Las yemas y la corteza pueden usarse en decocción como astringente y antidiarreico: una o dos tazas al día.
  • El extracto líquido: 30 gotas en tres tomas diarias, combinado con agua o zumo de frutas.
  • Extracto seco nebulizado: entre 300 y 600 mg. Dos o tres tomas al día.
  • El jarabe de abedul: como febrífugo y analgésico, empleado en afecciones respiratorias, tres cucharadas soperas al día.
  • En comprimidos de 500 o 250 mg, 2 a 4 al día. Encontrarás productos en los que el abedul se combina con cola de caballo, grama, maíz, etcétera.
  • Savia de abedul como depurativo. Se toma diluida en la infusión, con agua, zumo de frutas o en el yogur. Destinada a curas para tratar el sobrepeso.
  • Cataplasmas con abedul: sobre heridas, llagas, ulceraciones de la piel, granos, urticarias y similares.

Fórmulas herbarias con abedul

Te proponemos algunos remedios naturales que incorporan abedul y que te puedes preparar tú mismo o pedir que te elaboren en tu herbolario de confianza.

Fórmula con hojas de abedul para bajar el ácido úrico

Ingredientes:
Ingredientes

Hojas de abedul, grama, lespedeza, hojas de coronilla de fraile Globularia alypum y de fresno, más el corrector de sabor que aporta el anís estrellado.

Preparación:
Preparación

Necesitas una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales por cada vaso de agua. Hierves 2-3 minutos, dejas que repose en la tetera, tapado, unos diez minutos más y lo filtras. Le puedes agregar miel de romero.

Dosis:
Dosis

Hasta tres tazas al día, en ayunas.

Fórmula de abedul para la hipertensión

Ingredientes:
Ingredientes

Abedul, grama, maíz, espino albar, cola de caballo e hinojo.

Preparación:
Preparación

20 g de cada planta. Las mezclas a fondo y separas una cucharada por taza de agua. Hierves 2 minutos y dejas reposar 10 minutos más. Lo cuelas.

Dosis:
Dosis

Una o dos tazas diarias.

Fórmula con abedul para aliviar el dolor reumático y muscular

Ingredientes:
Ingredientes

Hojas de abedul, harpagofito, viburno Viburnum opulus, ulmaria, pasiflora y anís verde.

Preparación:
Preparación

Una cucharada sopera de la mezcla a partes iguales por vaso de agua. Hierves dos minutos, dejas reposar diez minutos más y lo filtras.

Dosis:
Dosis

Hasta tres vasos diarios, en ayunas.

Otros usos del abedul

Los extractos de hoja de abedul se incorporan en numerosos productos cosméticos, sean champús, jabones, lociones para el cabello, cremas anticelulíticas, pomadas antiinflamatorias, cremas exfoliantes, aceites corporales, etcétera.

Las cenizas de abedul se habían utilizado en países nórdicos, como los países Bálticos (Estonia, Letonia) y Laponia para el tratamiento de afecciones reumáticas y respiratorias, así como para aliviar la acidez estomacal.

El abedul embellece muchos parques y jardines, y se ha plantado también en calles y avenidas. La madera de abedul es noble, blanda y muy versátil, se considera también resistente y moldeable, y se destina a la fabricación de muebles, molduras, frisos, chapas decorativas, artículos deportivos, adornos, herramientas… Resulta ideal para el contrachapado y se emplea también en construcción.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD