El huevo
Nutritivo y versátil en la cocina, el huevo hace las delicias de grandes y pequeños, sin embargo, le persigue la mala fama de ser sospechoso de subir el colesterol. Damos vuelta y vuelta a los falsos mitos que le rodean.

7 dudas sobre los huevos

Actualizado: 10 de diciembre de 2019

Aunque el huevo es uno de los alimentos más consumidos y usados en la preparación de los platos, todavía existen gran cantidad de dudas en torno a él, al igual que los mitos que hemos visto en el primer punto de este artículo. ¿Hay que lavarlo? ¿Dónde debe almacenarse? ¿Cuántos se pueden tomar a la semana? Estas son algunas de las cuestiones que muchas personas se plantean y a las que vamos a intentar dar respuesta:

¿Hay que meter los huevos en la nevera?

Aunque la lógica de ver los huevos en el supermercado sin refrigerar te lleve a reproducir ese ambiente en casa, lo correcto es que este alimento esté refrigerado. El huevo es muy sensible a los cambios de temperatura, por ello no se someten a climas fríos durante su transporte o comercialización, pues esto podría hacer que su barrera protectora se debilitase y proliferasen los microorganismos nocivos para la salud.

Huevos en la nevera

Desde el Instituto de Estudios del Huevo indican que la mejor manera de mantenerlos en la nevera es en su envase original y en una de las baldas, ya que la zona de la puerta –donde se suelen colocar– está expuesta a cambios de temperatura cada vez que abrimos el refrigerador.

¿Puedo comer un huevo después de la fecha indicada?

¿Cuántas veces habremos tirado un huevo a la basura al pensar que era un suicidio comérselo después de la fecha indicada en su cáscara? Para nuestra sorpresa, a lo único que hemos contribuido es a aumentar el desperdicio alimentario. Según las reveladoras declaraciones del biólogo y científico del CSIC, Alfonso Carrascosa, “los huevos no caducan”. No hay por qué desecharlos después de la fecha de consumo preferente.

Caducidad de los huevos

La cáscara seca es impenetrable para los microbios. “Si se comen fritos o cocidos, se mata cualquier riesgo, y en mayonesa basta con añadir unas gotas de limón y sumergir previamente el huevo en agua con unas gotitas de lejía para aumentar la seguridad”, afirma Carrascosa.

¿Se puede aprovechar un huevo que tenga un golpe o la cáscara rota?

El propio Alfonso Carrascosa nos contesta advirtiendo de que, si la cáscara está rota, ahí sí que habrá que desecharlo, ya que la puerta a los microbios ha sido abierta. Un huevo con una pequeña fisura en su parte exterior, aunque esté el paquete precintado, puede haber contaminado toda su parte interna con Salmonella, que puede causar una infección intestinal alimentaria, que cursa con diarrea, dolor muscular, fiebre, náuseas y vómitos. Usa solo aquellos que tengan la cáscara intacta.

Cáscara del huevo rota

¿Hay que lavar los huevos?

Algunas personas creen que los huevos son más seguros si los limpian por fuera, pero esto es un error. Los huevos comercializados en supermercados suelen estar limpios, explica Beatriz Robles, experta en seguridad alimentaria, pues así lo establece el Reglamento 589/2008 en su artículo 2.1.a. Pero en caso de que se compren en alguna granja o que por cualquier motivo tenga algún resto de excremento o plumas, la única opción segura para lavarlos es hacerlo justo antes de cocinarlos.

Lavar los huevos

La explicación está en la cáscara del huevo, que tiene una parte llamada cutícula. Esta se pierde cuando el huevo es lavado y hace que se vuelva porosa, haciendo el camino más fácil a la contaminación microbiana. Si se lava inmediatamente antes de cocinarlo no habría problema, pues de que los posibles microorganismos quieran penetrar en el interior del huevo este estará ya en la sartén o justo se someterá a altas temperaturas.

¿Se puede comer un huevo que tenga un poco de sangre dentro o marcas rojas?

Las pequeñas cantidades de sangre dentro de un huevo o las marcas rojas en él indica una mayor frescura, pues no son más que células epiteliales procedentes del oviducto que se han separado en la formación del huevo. Si te da asco puedes intentar retirarla con un tenedor o la punta de un cuchillo, pero debes saber que no supone ningún riesgo para la salud.

Sangre en la clara del huevo

¿Por qué algunos huevos tienen dos yemas?

Seguro que en alguna ocasión has cascado tu huevo y te has sorprendido al encontrar que tenía dos yemas. Esto es algo natural, y según el Gran Libro del Huevo, llevado a cabo por el Instituto del Huevo, se debe a que en una misma ovulación se producen dos óvulos, en vez de uno. Este fenómeno es más común en las gallinas jóvenes al comienzo de su periodo de puesta.

Huevos de dos yemas

¿Cuántos huevos se pueden tomar a la semana?

Existe una falsa creencia de que la ingesta de huevos puede aumentar el colesterol o provocar enfermedades cardiovasculares. No obstante, esto es incierto, no se ha demostrado esta relación y por ello la Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda la ingesta de entre 3 y 5 huevos a la semana en personas sanas y de 2 a 3 huevos en el caso de que la persona tenga niveles altos de colesterol en sangre.

Consumo de los huevos

Creado: 22 de noviembre de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD