PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Cítricos, sácales el jugo
Los cítricos se han convertido en un importante aliado para la salud, sobre todo en invierno, debido sobre todo a sus altos niveles de vitamina C. Conoce sus beneficios y cómo sacarles partido en la cocina.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Beneficios de los cítricos para la salud

Beneficios de los cítricos para la salud

Los cítricos se han convertido en un importante aliado para la salud, sobre todo en invierno. De hecho, las recomendaciones dietéticas actuales recomiendan consumir un cítrico al día, para mantener los niveles de vitamina C. Esta vitamina tiene características hidrosolubles, lo que hace que no pueda almacenarse en el organismo y tenga que ser ingerida de forma habitual para evitar su déficit.

Aunque hay frutas con mayor contenido en esta vitamina, los cítricos forman parte de nuestra dieta desde tiempos inmemoriales y sus posibilidades en la cocina son numerosas, lo que los convierte en ideales para mantener los niveles de vitamina C durante el invierno, donde el consumo de frutas y verduras suele decaer.

Otra de las recomendaciones que tiene como protagonista a los cítricos es fomentar su consumo cuando se comen alimentos ricos en hierro, sobre todo en hierro ‘no hemo’. Esto es así porque este tipo de hierro, presente en los vegetales, tiene una baja biodisponibilidad y la presencia tanto de vitamina C como de ácido ascórbico favorece su absorción.

Seguro que alguna vez has oído que el limón o la naranja son buenas para los dolores de garganta, y así es. El ácido que contienen los cítricos tiene el poder de cicatrizar, por ello es muy usado para los dolores de garganta, junto con un poco de miel disuelta. También suele usarse para aclarar la voz, por eso son tan comunes los caramelos con sabor limón o cítricos en general.

No existen contraindicaciones en el consumo de cítricos en personas y niños sanos, al contrario, tal y como se ha comentado, se recomienda su consumo diario. Sin embargo, en determinadas patologías pueden crear malestar, como en el caso del reflujo gastroesofágico o en las úlceras en el estómago o en la boca. Si notas que su consumo no te sienta bien, es necesario que asegures el aporte de vitamina C a través de otras frutas y verduras frescas.

Actualizado: 26 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD