PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Miel, ¿es tan beneficiosa como dicen?
A pesar de su fama, la miel, el edulcorante natural más antiguo empleado por el hombre, no tiene ningún beneficio demostrado sobre la salud. Eso sí, sus propiedades la hacen un ingrediente atractivo para su uso culinario.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Beneficios y riesgos del consumo de miel sobre la salud

A pesar de la creencia popular, la miel no tiene ningún beneficio específico demostrado sobre la salud. No existe ninguna ventaja nutricional en este producto que, de hecho, tiene más cantidad de sacarosa que el azúcar de mesa. Pese a contener vitaminas, minerales y otros componentes orgánicos, están presentes en cantidades tan minúsculas y la ración de consumo es tan pequeña, que su aporte no es significativo para la salud.

Además, la principal característica de la miel es su alto contenido en fructosa, la cual es muchas veces utilizada por las personas diabéticas como edulcorante natural. Sin embargo, y pese a que la fructosa no necesita de insulina, ésta es transformada en glucosa en el hígado que, junto con la glucosa ya propia de la miel, hace que este alimento deba ser controlado en los pacientes diabéticos, porque podría suponer un riesgo para su salud.

Durante el proceso de manufactura de la miel que se comercializa, ésta es calentada entre 65.5 y 71.2ºC para evitar que cristalice y fermente por las levaduras durante su almacenamiento. Sin embargo, estas temperaturas no son suficiente para matar las esporas de Clostridium botulinum, ampliamente distribuidas por el suelo y en productos agrícolas. Estas esporas sólo implican riesgo cuando germinan y forman la toxina botulínica, algo que afortunadamente no se produce en concentraciones elevadas de azúcar. Sin embargo, es importante no dar miel a los niños lactantes, puesto que dada la inmadurez de su sistema digestivo, es posible que las esporas germinen y den lugar a la bacteria del botulismo.

Actualizado: 14 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD