PUBLICIDAD

Miel, ¿es tan beneficiosa como dicen?
A pesar de su fama, la miel, el edulcorante natural más antiguo empleado por el hombre, no tiene ningún beneficio demostrado sobre la salud. Eso sí, sus propiedades la hacen un ingrediente atractivo para su uso culinario.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Uso de la miel en la cocina

Uso de la miel en la cocina

La miel ha sido y todavía es ampliamente utilizada en la cocina. Sus propiedades físicas, como su viscosidad, sus tonos, y su lustre, la convierten en un ingrediente atractivo para recubrir preparaciones culinarias. Por ejemplo, la miel es un ingrediente básico en el baklava, dulce típico de Oriente Medio, o del lebkuchen, una galleta de origen alemán.

Esta sustancia espesa y pegajosa fue el origen de una de las primeras bebidas alcohólicas que probó el ser humano, el hidromiel, una bebida que cuenta con 10-15º grados de alcohol y que fue, quizás, la precursora de la cerveza. La miel también tiene un uso muy común en las cocinas, y es que según las madres, es mano de santo para curar las gargantas irritadas.

La miel, además de sustituir al azúcar para endulzar, puede tener funciones tecnológicas en muchas preparaciones. Por ejemplo, por su capacidad higroscópica, que se traduce en la capacidad para atraer agua, mantiene la humedad de los bizcochos, bollos y repostería. Además, reacciona con la “levadura química” (bicarbonato sódico) rápidamente, con lo que ayuda a esponjar estas masas.

Por otro lado, los compuestos antioxidantes que contiene ayudan a retrasar la aparición de sabores rancios cuando se utiliza al hornear carnes, y los azúcares ayudan a acelerar las reacciones de pardeamiento, mejorando el sabor y el aspecto de las cortezas de estos platos.

Ejemplo de receta con miel

Además de dar un aspecto más jugoso a las carnes y repostería, la miel también puede dar un toque perfecto a las salsas. Con tres cucharadas de este manjar, 50 ml de vinagre y dos cucharadas de aceite tendrás una vinagreta de miel perfecta para aliñar tus ensaladas. También puedes mezclar la miel con mostaza y hacer una salsa perfecta para unos nuggets o unos palitos de pollo. Pero si quieres hacer algo más elaborado aquí va la receta estrella, pollo a la miel:

Receta

Pollo a la miel

Para cuatro personas.

Pollo a la miel
Ingredientes:
  • 1kg de pollo troceado
  • 3 cucharadas de miel
  • Zumo de medio limón
  • 1 cebolla
  • 1 rama de romero o tomillo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Un toque de pimienta (opcional)
  • 2 vasos de agua (añadir más si se quiere la salsa más líquida)
Preparación:

En primer lugar, hay que marinar el pollo en el limón durante al menos una hora. Después lo doramos levemente en una cazuela y lo retiramos. En la misma cazuela rehogamos la cebolla y cuando esté dorada incorporamos el pollo que habíamos separado.

Añadimos la miel, las especias y las hierbas y rehogamos bien para que los sabores se mezclen. A continuación, echamos el agua y dejamos cocer a fuego lento hasta que el pollo esté hecho.

Actualizado: 12 de Diciembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD