PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Ideas saludables para comer en la playa
Cuando estamos de vacaciones no queremos perder ni un minuto de sol y playa, por ello, te presentamos las alternativas más refrescantes para comer sobre la toalla de una manera práctica y sana.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Bocadillos y tapitas para tomar en la playa

Pasar un día en la playa sin un buen bocata no es la misma experiencia religiosa. Es una manera rápida de comer, barata y con la que consigues que no te quiten los centímetros cuadrados de toalla que tanto te han costado atrapar. Eso sí, no te pases, controla con qué rellenas los bocadillos y la cantidad de pan que utilizas, que muchas veces con dos tostaditas sobra.

Mejor si utilizas pan integral o con cereales y los rellenos que sean bajos en grasas. Utiliza conservas de pescado (mejillones, atún, berberechos, sardinillas…) que son ricas en hierro, vitaminas y omega 3 y se mantendrán perfectas hasta su uso. Los fiambres sin sal y sin grasa son la mejor opción: pechuga de pollo, fiambre de pavo, jamón cocido, queso fresco, etcétera. Envuélvelos primero en papel de cocina y después en papel albal, así se absorberá el aceite sobrante y se mantendrán en perfecto estado protegidos del calor y la luz solar.

En cuanto a las visitas al chiringuito playero, siempre con moderación. Para refrescar la garganta, elige agua mineral, cerveza sin alcohol, zumos naturales o batidos con fruta. Y, para llenar el estómago, los aperitivos ricos en proteínas y bajos en calorías son los mejores: pepinillos, zanahorias o cebollitas en vinagre, gambas cocidas, salmón ahumado o unas aceitunas, que siete sólo aportan 37 calorías. También te dejamos tomar ensaladitas y pescados a la plancha, pero vigila las frituras y los embutidos grasos.

Actualizado: 8 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD