PUBLICIDAD

Alerta en EE.UU. por un virus similar a la polio que afecta a niños

Una enfermedad que provoca que niños sanos pierdan el control muscular de brazos y piernas, y que tiene un inquietante parecido con la polio, ha afectado ya a 62 menores de 22 estados de EE.UU.
Escrito por: Eva Salabert

19/10/2018

Niño enfermo

No es la primera vez que la mielitis flácida aguda (AFM) –una enfermedad infecciosa con síntomas parecidos a los de la poliomielitis– provoca un brote en los Estados Unidos, ya que en 2014 y 2016 se produjeron otros similares que, según los científicos, podrían haber sido causados por el enterovirus D68 (EV-D68). Sin embargo, no se han alcanzado conclusiones definitivas sobre su origen, y tampoco se sabe por qué el virus solo paraliza a una pequeña minoría de los niños infectados.

Según han informado los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ya hay 62 casos de AFM confirmados en 22 estados del país, y otros 65 se están investigando. La mielitis flácida aguda cursa con síntomas como debilidad en brazos y piernas, pero puede afecta a otros grupos musculares. En los casos más graves los pacientes pueden sufrir un fallo respiratorio si los músculos involucrados en la respiración se debilitan.

La mielitis flácida aguda es una infección bastante rara, pero puede tener consecuencias devastadoras para los niños

Priya Duggal, una epidemióloga genética del Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health de Baltimore (Maryland), investiga la posibilidad de que algunos pacientes pudieran tener una vulnerabilidad genética al virus que provoca la enfermedad, y ha advertido de que si bien es una infección bastante rara, puede tener consecuencias devastadoras, y parece que es cíclica y que no va a desaparecer.

El enterovirus D68 podría estar asociado a la parálisis

Los investigadores sospechan que existe un vínculo entre los casos de parálisis (los niños pierden el control muscular de brazos y piernas) y los brotes de EV-D68, a pesar de que solo se han encontrado rastros del virus en el fluido cerebroespinal de un paciente. Pero esto podría deberse a que las muestras se tomaron demasiado tarde como para detectar el virus, ya que por lo general la AFM se manifiesta más de una semana después de otros síntomas como tos o fiebre.

En 2014, 120 niños de 34 estados afectados por AFM sufrieron también debilidad muscular, mientras que en el brote de la enfermedad que se produjo en 2016 y que en Estados Unidos afectó a 149 personas de 39 estados, se registraron también los casos de 29 pacientes con AFM en 12 países europeos, que dieron positivo en las pruebas para EV-D68.

Una investigación de laboratorio también refuerza la tesis de que el EV-D68 podría estar involucrado en la parálisis asociada a la AFM ya que el año pasado un equipo de científicos de la Universidad de Colorado informó de que varias cepas del enterovirus podían causar parálisis en ratones. Los resultados del estudio también sugieren que el virus no solo desencadena una respuesta inmune que daña los nervios, sino que ataca directamente a las células nerviosas.

Prevenir el contagio de enterovirus

Los expertos advierten de que tras finalizar la campaña para erradicar la polio, ahora la atención debe focalizarse en prevenir otros virus que también tienen la capacidad de paralizar a los niños, por ejemplo el enterovirus 71, que produce ampollas en la boca, manos y pies de los niños, aunque solo causa AFM de manera ocasional.

Actualmente no se dispone de vacuna contra el EV-D68, por lo que su prevención pasa por extremar la higiene, de la misma forma en que se hace para protegernos contra resfriados y gripes. Afortunadamente, el contacto con el enterovirus a muchos niños únicamente les produce una infección de las vías respiratorias altas con síntomas parecidos a los de un catarro, pero cualquier niño con una infección respiratoria de este tipo que experimente debilidad muscular debería ser evaluado por su pediatra.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD