La amoxicilina es poco eficaz en niños con infecciones respiratorias

El uso de amoxicilina como tratamiento para las infecciones respiratorias en niños podría ser poco eficaz para aliviar los síntomas, lo que confirma que los antibióticos no son efectivos en las infecciones del tracto respiratorio.
Escrito por: Natalia Castejón

01/10/2021

Amoxicilina inútil en enf. respiratorias

Mientras que diversos estudios en adultos han demostrado que los antibióticos no son eficaces en los casos de infecciones respiratorias sin complicaciones, poco se sabe de su efecto en los niños, al menos hasta ahora. Un estudio realizado por miembros de la Universidad de Southampton, con apoyo de las Universidades de Bristol, Oxford y Cardiff (Reino Unido), han encontrado que la amoxicilina también resulta poco eficaz en el tratamiento de infecciones torácicas infantiles.

Se cree que los virus pueden ser los principales causantes de gran parte de estas infecciones respiratorias en niños, muy comunes en los países desarrollados. Sin embargo, existe cierta controversia sobre si los antibióticos son beneficiosos para tratar los síntomas de estas enfermedades en los más pequeños.

La investigación, dada a conocer en la revista The Lancet, ha llegado a esta conclusión tras analizar a 432 niños entre seis meses y 12 años que presentaron infecciones respiratorias agudas no complicadas y no neumónicas y que recibieron de manera aleatoria amoxicilina o un placebo tres veces al día durante una semana.

Los niños que tomaron amoxicilina para tratar las infecciones respiratorias mejoraron sus síntomas un 13% más rápido, una cifra poco significativa según los investigadores

Los resultados mostraron solo una pequeña diferencia en la duración de los síntomas de las enfermedades respiratorias infantiles entre los dos grupos, pero no fue significativa. Concretamente, los que tomaron placebo tuvieron los síntomas moderadamente malos o peores durante seis días de media tras la consulta médica, mientras que los que tomaron amoxicilina mejoraron un 13% más rápido. Esto se observó incluso en los niños que tenían ruidos en el pecho, fiebre, tos con flema o en los que presentaban dificultad para respirar.

Prevenir la resistencia a los antibióticos

“Los niños a los que se les administra amoxicilina para las infecciones torácicas cuando el médico no cree que el niño tenga neumonía no se recuperan mucho más rápido. De hecho, utilizar amoxicilina para tratar infecciones torácicas en niños de los que no se sospecha que tengan neumonía no es probable que ayude y podría ser perjudicial”, explica Paul Little, uno de los autores de la investigación.

Estos hallazgos podrían suponer un gran avance en la prevención de la resistencia a antibióticos, que aparece por el uso excesivo de estos medicamentos. “La resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas para la salud de los ciudadanos, y en el futuro podría dificultar o imposibilitar gran parte de lo que actualmente es una práctica médica rutinaria, como las operaciones quirúrgicas o el apoyo a las personas que reciben tratamiento contra el cáncer”, comenta Paul Little.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD