PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Comidas navideñas saludables
Las Navidades son dulces y calóricas. ¿Por qué no rebelarse contra ello? Opta por cuidar de los tuyos y que recuerden tus comidas o cenas no sólo como las más deliciosas, sino también como las más sanas.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Consejos para la compra navideña

Las Navidades son dulces y calóricas, sí, pero ¿por qué no te rebelas contra todo ello? Opta por cuidar de los tuyos y que recuerden tus comidas o cenas no sólo como las más deliciosas, sino también como las más sanas. Es una buena forma de pensar en el bienestar de los demás y en su salud. Y lo mismo te debes aplicar a ti mismo, no te vamos a decir que hagas dieta en estas fechas, sería absurdo y difícil de cumplir, pero sí que cuides lo que comes y cuánto comes.

Consejos para 'la compra de Navidad'

Sé el primero en comprar. Anticípate a los demás y sorprende a la cajera del supermercado cuando te vea llenar tu cesta con productos típicamente navideños, pero a un precio apto para todos los bolsillos. Las compras navideñas te pueden salir bastante más baratas si elaboras un presupuesto previo, compras con antelación, incluyes en los menús alimentos básicos y le sacas partido al congelador.

El sabor de los productos congelados será casi idéntico al de los alimentos frescos, no así su precio, que será mucho más reducido. Dada la gran oferta que tenemos hoy en día en las grandes superficies y en los pequeños comercios, podemos encontrar productos congelados y de buena calidad, con lo que podremos adelantarnos a las fechas más conflictivas y ahorrarnos unos euros.

Además, de mirar por nuestra cuenta bancaria, es importante evitar compras apresuradas y que luego puedan pasar factura a nuestra salud.

  • Verifica que el pescado o el marisco sea fresco y esté en buen estado. Ten especial cuidado con los moluscos que se toman crudos, tales como, las ostras o las almejas.
  • Comprueba las fechas de caducidad de los productos.
  • Los congelados deben ser de lo último que pongas en el carrito, así evitarás que se descongelen antes de llegar a casa.
  • Fíjate que las latas no estén abolladas, hinchadas, oxidadas o hundidas.
  • El precio de las uvas en las semanas previas a las Navidades suele dispararse, mientras que el resto del año pueden pasar desapercibidas. Una opción es comprarlas varias semanas antes en lata y así te aguantarán semanas, incluso, pasadas las fiestas.

Actualizado: 28 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''