Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Frutos rojos: color, sabor y salud en tu mesa
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra
Su rojo pasión les confiere una serie de características y cualidades irresistibles, asociadas a la presencia de diversas sustancias que propician la prevención cardiovascular y el antienvejecimiento.

Frutos rojos: composición nutricional y propiedades

Cada una de la frutas rojas tiene su propia composición pero, en lo que se refiere a los macronutrientes, minerales y vitaminas que destacan son similares en todas ellas.

Son frutas con un elevado contenido de agua, por lo que son muy poco calóricas en general (rondan las 30-40 Kcal/100 g de producto).

Esta energía viene dada por el contenido de hidratos de carbono en forma de azúcares que proporciona su sabor dulce, ya que no contienen ni grasas ni prácticamente proteínas. Sin embargo, son alimentos muy nutritivos debido a su elevada cantidad de fibra alimentaria, vitaminas, especialmente la vitamina C, la provitamina A o el ácido fólico y minerales como el potasio, el magnesio o el calcio.

Pero lo que hace de estas frutas un grupo especial, es su elevado contenido en sustancias no nutritivas pero que aportan unas cualidades excelentes. Me estoy refiriendo a los flavonoides y antocianos, pigmentos que conceden el tono característico a las frutas rojas.

Propiedades de las frutas rojas

Como hemos comentado, debido a su composición nutricional estos alimentos resultan poco calóricos y, por tanto, muy adecuados en dietas hipocalóricas. Además, son ricos en fibra alimentaria y por ello colaboran en la regulación del tránsito gastrointestinal.

Su elevado contenido en vitamina C, provitamina A y flavonoides les otorga la merecida denominación de alimentos funcionales naturales, que son aquellos alimentos que además de sus propiedades nutricionales, poseen algún componente que hace que su consumo resulte beneficioso para la salud.

Estos antioxidantes funcionan evitando el envejecimiento y la destrucción celular de forma prematura, por lo que combaten de forma eficaz las constantes agresiones de nuestro entorno.

La vitamina C es además un potente agente antinfecciones, y tanto esta como el ácido fólico colaboran en la formación y mantenimiento de los glóbulos rojos y en la prevención de la anemia.

Asimismo, el potasio, tan abundante en estas frutas, es un mineral que, unido a la gran cantidad de agua que contienen, proporciona un efecto diurético.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 19/09/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Montse Folch

Autora de 'Frutoterapia'

"Tomando una manzana diaria se reduce un 30% el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares"

 

40% se reduce el riesgo cardiovascular con el consumo diario de fruta

Un estudio realizado en China ha revelado que el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares se reduce entre el 25 y el 40% consumiendo fruta a diario.

Fuente: 'Sociedad Europea de Cardiología'

 

PUBLICIDAD